sábado, 24 de enero de 2015

PALABRAS DE CINE : STANLEY KUBRICK - Juan José Marín Abadie







El día de la pelea junto a una casta de malditos caminamos senderos de gloria limitados entre miedo y deseo.

Nacido para matar y cubierto con la chaqueta metálica, llevaba ojos ampliamente cerrados pero con cierta inteligencia artificial. 

Sería el atraco perfecto, suerte de 2001 odisea en el espacio Teníamos la perfección de una naranja mecánica, de una patrulla infernal. 

Pasamos por la puerta de Barry Lyndon aquel doctor insólito que al asomarse por la ventana erguido como Espartaco nos inundó con un violento resplandor. 

 A la vuelta de la esquina estaban los marineros. Rápido como un padre volador, mire fijamente a Lolita y le regale el beso del asesino. 

 Al instante sonó un teléfono rojo que nos dijo, volamos a Moscú.


No hay comentarios:

Publicar un comentario