miércoles, 10 de diciembre de 2014

REVISANDO EL CINE DE TERRY GILLIAM : THE FISHER KING (1991) - Fernanda Bargach-Mitre





Terry Gilliam destacó primeramente por sus animaciones surrealistas y sus diseños para los Monty Phyton, ya que era el quinto miembro del grupo. Así mismo fue director de una de las películas de estos famosos comediantes llamada Monty Phyton and the Holy Grail. 

Sin embargo fue con su largo Brazil de 1985 que logró fama indiscutible
internacionalmente abordando el tema de un hombre común que se ve enfrentado a el poderío de una burocracia gigantesca de corte orwelliano. 




Si cine se ha caracterizado por jugar con límites entre la realidad y la fantasía, el tema del tiempo, las visiones y los sueños, en un estilo muy surrealista, con un toque de ironía y humor.

En The Fisher King, el director, nos introduce en la vida de dos hombres contrapuestos que vivirán profundas tragedias en sus vidas, el primero un locutor de radio interpretado soberbiamente por Jeff Bridges, egocéntrico, ambicioso cuya carrera en ascenso se ve truncada lo que lo lleva al abandono y la autodestrucción, cargando una culpa que pocos conocen. El segundo, Robin Williams, es dulce, enamorado, torpe, cuya tragedia es tan dolorosa que lo ha llevado a la locura.




Estos hombres entablaran una relación transformadora para ambos, de la cual nosotros somos los silenciosos cómplices. 

Si bien no es el típico cine de Gilliam, esta cinta reboza vida, en sus sinsabores y sus triunfos cuando entendemos que a veces el fracaso nos lleva al auto-descubrimiento, a renacer de las cenizas, a reencontrarnos en nuestra esencia, esa que nos hace humanos.

Pero más allá de lo evidente, notamos la recurrencia del director por los problemas mentales, los trastornos de personalidad, los seres diferentes y fuera del sistema y las instituciones psiquiátricas. En sus films los locos son los cuerdos, son los que se acercan al sentido de la existencia y por lo general son perseguidos por la sombra del rechazo y una sociedad o estado que los intenta reprimir.




El vínculo que se establece entre los protagonistas,  supuestamente opuestos seres, evoluciona progresivamente hasta alcanzar un grado mágico encantador, donde ambos actores se lucen, en un despliegue de talento. 

Vale destacar las maravillosas actrices secundarias: Mercedes Ruehl y Amanda Plummer cuyos roles terminan de completar la historia. Con una humanidad desbordante se compone esta película llena de fe y esperanza. 




Un canto a la amistad, el amor y a todos los aditamentos de la vida misma. En suma un film que  intenso pero optimista, da un respiro al espectador frente ante un drama abordado con profundidad pero con buenos toques de humor, y un recordatorio del sentido simple y verdadero de la existencia.

TRAILER




No hay comentarios:

Publicar un comentario