lunes, 10 de noviembre de 2014

UNBREAKABLE (2000) - TRIBUTO AL CÓMIC - Fernanda Bargach-Mitre




El director y guionista del Sexto Sentido, M. Night Shyamalan, rinde tributo al cómic, en una historia donde están presentes el bien y el mal, el héroe y el anti héroe insertados en una historia que sin duda reivindica y venera al genero del cómic.

 Encarnando a dos personajes antagónicos, nos encontramos al taciturno Bruce Willis (David Dunn) en el papel de hombre aparentemente indestructible cuando es el único sobreviviente de un fatal accidente de tren donde mueren todos los pasajeros y el sale sin un rasguño.



Por otro lado está Samuel L. Jackson,(Elijah Price) ,  como el desvalido afectado por una enfermedad que le hace sufrir lesiones en los huesos y fracturas con insistente facilidad, como si fuera de vidrio.

La relación que se establece entre estos dos hombres aparentemente contrapuestos, hará que cada uno de ellos se acerque más a su naturaleza primitiva descubriendo su lugar en el mundo. 



El acercamiento al cómic está muy bien logrado, sin estar contaminado por la cultura del video clip como otros proyectos similares y posee una factura visual impactante, aspecto que este director suele cuidar minuciosamente.

Shyamalan y el director de fotografía Eduardo Serra eligieron varios ángulos de cámara para simular el aspecto de un panel de cómic. También se aplicaron diversos motivos narrativos visuales. Varias escenas relacionadas con el personaje Mr. Glass implican vidrio. Como un recién nacido, que se ve reflejada principalmente en los espejos, y como un niño pequeño, se le ve reflejado en una pantalla de televisión.





Jackson pidió su bastón de vidrio para hacer su personaje más amenazante. El uso de púrpura como el señor Glass y el color a verde de David Dunn era también la idea de Jackson y
 
 El film dividió a la critica y fue odiado y amado por igual por los espectadores. 

Destacan largos planos secuencia, una narración precisa y calculada que produce un ritmo especial, "situaciones y personas parecen fluir bajo una anestesia... que fascina e hipnotiza a ciertos espectadores" (film Affinity). 



Se trata de un film de atrevida temática pero con un corte clásico en su factura, que mezcla el drama humano con la fantasía de forma magistral.

ARGUMENTO DETALLADO

La película comienza con un flash back en el que se muestra el nacimiento de un bebé afro americano, lo inusual de este recién nacido es que el doctor nota que tiene "huesos de vidrio". 

David Dunn (Bruce Willis) es un guardia de seguridad de algo más de 40 años que vive separado del mundo, triste y sin vocaciones, profundamente distanciado de su mujer (Robin Wright), que sospecha que la engaña con otra, y de su hijo pequeño (Spencer Treat Clark), al que conoce menos de lo que le gustaría. 



Un día, viajando en un tren que cruza Filadelfia, sucede un accidente: el tren descarrila y sus vagones son destrozados, aplastados y esparcidos en pedazos a varios kilómetros a la redonda. Más tarde, se hace pública una sorprendente noticia: sólo una persona ha sobrevivido a este suceso, y por algún motivo desconocido, no tiene la más mínima herida. 

Ésta no es otra que David. Elijah Price (Samuel L. Jackson) sufre una peligrosa enfermedad que debilita sus huesos y articulaciones, haciendo que su esqueleto sea extremadamente frágil y algo deforme. Habiendo pasado un tercio de su vida en camas de hospitales, Elijah se fijó en los cómics de superhéroes e hizo de ellos su pasión, y esa pasión le llevó a creer en un equilibrio universal relacionado con ellos. 



La teoría de Elijah es que, si en el mundo hay una persona tan frágil y maltrecha como él, también debe de haber otra que sea diametralmente opuesta: fuerte, sana e irrompible, alguien que haya sido enviado sin saberlo para proteger a quienes le rodean. Creyendo firmemente en esto, Elijah ha seguido las noticias de numerosas catástrofes esperando oír una descripción semejante de alguien, y finalmente ha sucedido: dicha persona podría ser David.

TRAILER


No hay comentarios:

Publicar un comentario