martes, 7 de octubre de 2014

REVISANDO EL CINE DE MICHAEL MANN: COLLATERAL (2004)




Michael Kenneth Mann, es director, guionista y productor cinematográfico estadounidense conocido especialmente por la serie para televisión «Miami Vice», de la cual es — al igual que en su versión para la gran pantalla— creador, director, productor y guionista, entre otras funciones. También es conocido por películas como «El último mohicano» (1992), «Heat» (1995), la laureada «El dilema» (The insider) (1999), «Ali» (2001), «Collateral» (2004) y «Enemigos públicos» (2009).1 Cabe destacar que también produjo la ganadora de cinco Óscars y Globo de Oro «El aviador» (2005).


Collateral (2004) , es mucho más que un ‘thriller' convencional. Con un excelente manejo del discurso narrativo y visual, la historia gira alrededor de dos personajes, que por un hecho colateral, se verán involucrados en una carrera por sobrevivir. 



La trama arranca cuando un asesino a sueldo se sube a un taxi , manejado por Max , un solvente Jamie Foxx, para comenzar su recorrido mortal. Con un guión magistral, la excelsa construcción de roles y un estilo que le provee sustancia al film, el director logra construir una sólida y buena película, donde la otra protagonista es la ciudad de Los Angeles, que nunca duerme, que nunca se relaja. 



Luego del atardecer, comienza el recorrido de nuestros protagonistas por una urbe extrema, plagada de personajes salvajes, ruido, música, charlas indetenibles y ocasionales disparos. 

Mann se apoya en excelentes tomas aéreas para denotar lo desolado que son los lugares en que los personajes transitan. Tom Cruise, ofrece una actuación brillante, como el cínico asesino absolutamente convencido de su profesión, sin falsos remordimientos. Con el pelo plateado, logra un personaje que trasmite físicamente su frialdad, en su manera de caminar, de hablar, de entonar la voz. Definitivamente un destacado trabajo en los detalles que hacen al asesino que interpreta. 



Sin embargo, Vincent no evoluciona a lo largo de la película, es el mismo de principio a fin. Por el contrario, el personaje de Max cambia: De un tipo temeroso , atascado en una vida rutinaria y plagado de sueños inconclusos, pasa a ser un tipo medianamente rudo, capaz de enfrentar inteligentemente a su captor y asimilar la situación de modo que progresivamente le sirve de remedio para 'despertar' de una existencia pasiva. 

El ojo fotográfico del director junto a elecciones musicales arriesgadas, crean una atmósfera operática. El ritmo incesante, el tratamiento del color y su belleza visual, se conjugan para recrear no solo lo que está en el guión, sino una sinfonía de imágenes, con la luz de la luna sobre las calles semidesiertas y surrealistas de Los Angeles. 

Vale destacar una excelente banda sonora.


ESCENA EN EL CLUB NOCTURNO:







BANDA SONORA:



TRAILER EN INGLÉS:


No hay comentarios:

Publicar un comentario