martes, 7 de octubre de 2014

REPASANDO DONNIE DARKO (2001) : ¿CUÁL ES LA VERDADERA REALIDAD? - Fernanda Bargach-Mitre




Esta interesantísima película escrita y dirigida por Richard Kelly y estrenada en el 2001 fue subvalorada en su momento, considerada una cinta adolescente. Nada más alejado de la realidad, aunque existe el ambiente estudiantil, el film es sumamente original, onírico, intrigante, inteligente, con dirección y guión de altura. Por suerte, con lo años se convirtió en una película de culto, de vista obligada para los cinéfilos. 



El film posee una atmósfera hipnótica, mezcla de viajes oníricos y saltos en el tiempo. Un joven Jake Gyllenhaal, da vida a Donnie Darko y desde ese momento se captaba su pasta de excelente actor, llevando muy bien el peso del personaje. Donnie es un joven en la secundaria, problemático y traumatizado, asiste regularmente a su psiquiatra, quien sospecha que es esquizofrénico, con evidentes problemas de sonambulismo. 

Cuando el muchacho se duerme, en sus sueños se encuentra con un amigo imaginario bastante siniestro, un ser disfrazado de conejo de tamaño humano llamado Jack. Una noche aparece incitándolo a realizar algunas tareas y al no estar en casa Donnie se salva de una turbina de avión que cae misteriosamente sobre su habitación.



El film maneja el concepto del destino, la idea de viajar en el tiempo o intuir el futuro. Esta llena de ‘casualidades’ significativas y nos hace reflexionar sobre si Donnie era realmente un loco o lo que le sucedía era real, un hado de la vida. Sin embargo el conejo cada vez le exige más actos a Donnie fundamentalmente vandálicos y más peligrosos, de los que el muchacho al despertar solo tiene un vago recuerdo. 

Poco a poco une cabos y empieza a sospechar de si mismo. Donnie vive en confusión, no entiende lo que le sucede pero llega a investigar si se trata de viajes en el tiempo, teoría que parece adaptarse a lo que le pasa. 

Es un film poderoso, con escenas que nos hacen pensar, tratar de entender, intentar adivinar su devenir, en una historia genialmente hilvanada y que si logra atrapar al espectador en su magia, este último no se despegará de la pantalla. 



Otra de sus virtudes es que mezcla lo siniestro con el sentido del humor, lo que resta densidad a una historia fuerte, haciéndola sumamente digerible. 

Con una poderosa banda sonora con clásicos de la época, este film se convierte en una vivencia audiovisual, existencial, psicológica, llena de fotogramas imponentes, que enganchan el ojo avizor. 



No hay conclusiones al final que expliquen que pasó, en general en la cinta todo esta abierto a la interpretación del que observa, lo cual se agradece y me atrevería a afirmar que ese es precisamente el encanto de este film, sus constantes incógnitas. Se trata de una cinta que hay que vivirla porque es un ejercicio cinematográfico de autor, de ese cine especial, diferente y valioso. 


ALGUNAS NOTAS:

- Richard Kelly ha presentado sus propias reflexiones acerca de la película en la edición Director’s Cut, del DVD. Esta edición incluye el libro ficticio La filosofía del viaje en el tiempo, así como varias entrevistas. Su opinión acerca de la película es la siguiente: 

 A medianoche, el universo tangencial se separa del universo primario, gracias a la aparición de un artefacto, representado por un motor de avión. Los universos tangenciales son inestables y generalmente colapsan en menos de un mes, llevándose el universo primario consigo, si no es cerrado previamente. Cerrar el universo tangencial es un deber del receptor vivo (Donnie), el cual le da superpoderes para realizar su tarea. Aquellos que hayan muerto dentro del universo tangencial se transforman en los muertos manipulados (Frank y ―de acuerdo con la última hoja del libro La filosofía del viaje en el tiempo― Gretchen), que también reciben ciertos poderes, y entienden lo que pasa, y la habilidad de contactar con el receptor vivo a través de la cuarta construcción dimensional (el agua). Todos los que rodean al receptor vivo son los manipulados vivos que (inconscientemente) son empujados a llevar al receptor vivo a cumplir su destino, cerrar el universo tangencial y, aparentemente, a morir por el artefacto. 

-La película se hizo realidad gracias a Drew Barrymore. El guionista y director Richard Kelly estuvo mucho tiempo tratando de vender su proyecto antes que ella lo captara. Además de producir y de hacer el papel de la profesora de inglés, su aporte permitió que estrellas como Patrick Swayze, Noah Wyle y Mary McDonnell trabajaran en la película. 

-El compositor Michael Andrews toca todos los instrumentos de la banda sonora porque el presupuesto no le permitía contratar más personas. Pero sí logró convencer a su amigo Gary Jules para que cante la versión de Mad World de Tears for Fears en el clímax del film. 


-El haberse estrenado luego del 9/11 no favoreció a la película, ya que la audiencia norteamericana no estaba de humor para historias apocalípticas que incluyeran justamente aviones. Recaudó solo $515.000 de un presupuesto de $4.5 millones. Pero su fama de culto comenzó cuando en un cine de New York la proyectaron por la medianoche durante 28 meses. Luego de eso y el boca en boca, explotó en DVD donde su tirada inicial recaudó $10 millones, y unos cuantos más en el 2004 con el Director´s Cut. 


TRAILER: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario