jueves, 2 de octubre de 2014

ESCENAS DE UN DÍA DE FURIA (1993) UN CIUDADANO ENOJADO...




En el día más caluroso del año en LA, un ciudadano común y corriente, es preso del stress, atrapado en el tráfico en una autopista colapsada, ve como la gente malhumorada es indiferente y pasiva lo que desata su furia contra una sociedad opresora e injusta. El está decidido a vengarse, aunque en el fondo solo quiere llegar a casa y recuperar a su esposa e hija, pero el camino violento que ha emprendido parece no tener retorno. Además se suma que su mujer ya lo ha abandonado y tiene una orden de restricción para que el protagonista no pueda acercarse. 
Sin embargo William Foster (un magnífico Michael Douglas) decide bajarse del auto y emprender el camino a pie hasta su hogar. En este viaje, el será victima y a la vez ejecutor de la violencia. Este film dirigido por Joel Schumacher, quizás es el mejor de este irregular director. 
Es fácil comprender a Foster, de alguna manera hace lo que todos quisiéramos hacer en algún momento cuando nos vemos acosados por una sociedad que nos reprime, nos presiona, nos agobia, nos anula. Esto no justifica actos violentos, pero es imposible no tener simpatía por la causa de este ciudadano anónimo y bastante circunspecto. 
El director dirige esta pieza con habilidad, usando los primeros planos para enfatizar la gestualidad que dice todo. Se trata de un cinta muy interesante, que nos deja pensando y que se disfruta durante toda su duración.


ESCENA DE LA TIENDA




ESCENA EN LA CONSTRUCCIÓN



ESCENA EN LA HAMBURGUESERÍA



ESCENA EN LA PLAZA



ESCENA DE LOS GANGS MEXICANOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario