domingo, 7 de septiembre de 2014

THIRTEEN (A LOS TRECE): AUDAZ RETRATO ADOLESCENTE - Fernanda Bargach Mitre





Además de su calidad, este es un film independiente, escrito y dirigido por mujeres de diferentes generaciones. Catherine Hardwicke, nos entrega su opera prima ‘ Thirteen ' (A los trece) que destila el profesionalismo de una producción de alta factura. Su directora no es nueva en el mundo del cine, aunque sea novel en la dirección durante muchos años se ha desempeñado como diseñadora de producción de películas como ‘ Three Kings ' ‘Vanilla Sky ' y The Newton Boys , entre otras. Luego de varios guiones denegados, Catherine, quien mantenía una cercana relación con la hija adolescente de su ex novio, comenzó a barajar la idea de escribir la historia sobre los primeros pasos de la chica hacia la adultez, habiendo sido testigo colateral de los hechos. Con una compañera entusiasta, ya más madura, dispuesta a revelar la verdad sobre sus experiencias con el sexo, las drogas, la popularidad, la experimentación, la confusión, la frustración y la relación con las figuras de autoridad, entre otros miles de detalles que componen el complejo mundo emocional de una joven de trece años en la descarnada sociedad moderna, lograron, entre ambas, una película cruda y creíble.Fue así como Catherine Hardwicke y la joven Nikki Reed decidieron revelar sin tapujos en un guión bastante sólido, las experiencias de esta última quien pasó de ser una buena estudiante, de trenzas y gran ingenuidad a ser parte de la pandilla más popular del colegio. Si bien no es una película generacional, refleja una problemática actual que viven los jóvenes occidentales ante una sociedad que les ofrece pocas opciones, dominada por la moda y los estereotipos estéticos. Un mundo 'moderno' que glorifica la vacuidad espiritual e intelectual. Con una estética interesante al estilo Dogma, con mucha cámara en mano, se introduce la historia, también utilizando recursos del video clip. A medida que se profundiza en el relato el ritmo se torna menos frenético en un acorde compás con la narración. Los más grandes podrán recordar la primera gran etapa de cambio y recuperar algo de su sabor que les brinde una mayor comprensión por los que la están atravesando y estos últimos se verán en un espejo que les permitirá volver a mirarse más allá de ‘lo que se espera' que vean…..hay que ser valiente para aceptar lo que se ve, pero es allí donde radica la sabiduría para poder ser con mayor plenitud.




Se generó cierta polémica cuando Thirteen se estrenó, ya que trataba temas como el sexo entre menores de edad (las dos jóvenes protagonistas tienen tan sólo 13 años), la auto-laceración, las drogas y el alcohol. Por ello, muchos establecieron comparaciones entre éste film y películas como Kids o Diario de un rebelde. Sin embargo muchos cinéfilos, desacreditaron la película catalogándola de moralista y cursi en comparación con la crudeza de otros films de la temática contemporáneos. A los Trece está ubicada en otro contexto social y cultural y se inserta bien en ese ambiente como historia creíble.Es menos visceral pero toca la fibra del espectador  siendo un relato coherente con los tiempos actuales.





ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES:

-La idea original de Catherine Hardwicke y Nikki Reed era filmar una comedia que girara en torno a varias vivencias de ésta última cuando tenía 13 años, pero finalmente el guion acabó derivando hacia el drama.
-Los ojos del cartel de sibül (el cartel publicitario con el que se cruza Tracy varias veces) son los de Nikki Reed, que interpreta a Evie Zamora, y simbolizan la omnipresencia de ésta en todo lo que envuelve a Tracy; Al principio está totalmente nuevo, pero luego se va deteriorando progresivamente junto con la protagonista.Siendo un "personaje" inmóvil que aparece en varias escenas de la película y va sufriendo una lenta transformación a lo largo de la misma.
-Las tomas de la casa de Tracy (Evan Rachel Wood) se rodaron en una casa auténtica que alquiló la directora y que todo el equipo ayudó a limpiar y pintar para la película.
-Los colores de las imágenes varían durante la película. Son claros al principio, cuando Tracy es aún una niña corriente, se vuelven chillones conforme se desarrolla su caída y al final, cuando ha tocado fondo, se tornan apagados y bastante tristes.
-En la vida real, Evan Rachel Wood tiene un piercing, pero se lo quitó para filmar la película. Lo que aparece en ella es un piercing falso que se despegaba de la lengua con facilidad y la actriz protagonista llegó a tragarse en más de una ocasión.
-La escena en que saca la lengua en repetidas ocasiones fue improvisada.
-El profesor de ciencias de Tracy lleva durante todas las escenas en que aparece una chapa donde se puede leer "Bush es un idiota".
-Para rodar la escena en que Brady (Jeremy Sisto) habla desde su coche en marcha con Tracy, la cámara se subió a un carrito de supermercado que otro hombre deslizaba calle abajo a la misma velocidad que se movía el automóvil.

TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario