viernes, 27 de diciembre de 2013

INVESTIGANDO SOBRE LAS FACETAS DE GEORGE CLOONEY - Fernanda Bargach-Mitre

 

 
 
George Clooney se dio a conocer por su papel en ER, por el cual ganó un globo de Oro como  mejor actor dramático en la serie de TV. A partir de este trabajo le empezaron a llover ofertas en el cine, comenzando por el protagónico en “From Dusk Till Dawn” (Abierto hasta el amanecer), un delirante thriller vampírico de Robert Rodríguez donde el actor demostró una fuerza interpretativa resaltante. A estas le siguieron muchos otros films, hasta su incursión como productor junto a Steven Soderbergh y finalmente su inicio como director en el año 2002 con “Confessions of a Dangerous Mind” (Confesiones de una mente peligrosa) una excelente ópera prima que ratificó el carácter multifacético de este actor, capaz de emprender múltiples retos.


Su actuación en From Dusk Till Dawn le ganó respeto. Esta película estadounidense de acción-comedia negra y terror de 1996 dirigida por Robert Rodriguez y escrita por Quentin Tarantino era un espagueti de estilos fascinante. Es protagonizada por George Clooney, Quentin Tarantino, Harvey Keitel, Juliette Lewis, Salma Hayek, Danny Trejo y Tom Savini. La delirante cinta no lo hizo bien en taquilla pero se convirtió en un film de culto al poco tiempo. 


 
Luego,  al principio, trabajó en películas de buena factura pero más comerciales que intensas como “One Fine Day” junto a  Michelle Pfeiffer, una comedia romántica muy agradable. 

Su primera colaboración con Soderbergh como director fue en “Un romance muy peligroso”, un inteligente thriller de acción. 




El actor protagonizó varias películas en esos años que pasaron sin pena ni gloria como Batman & Robin y The Peacemaker. Pero en el año 1999 tomó el principal en Three Kings, un drama bélico muy irónico dirigido por David O. Russell, que obtuvo muy buenas críticas, y ratificó el talento de Clooney como actor. El crítico de cine Roger Ebert describió la cinta como "una extraña obra maestra, una película de una alocada guerra que mezcla acción y humor golpeándonos de frente dando lugar a una crítica política. 




Poco a poco Clooney se acercaba más y más a ser considerado un actor serio capaz de actuar en films profundos de esos que nos dejan reflexionando sobre el mundo en que vivimos. Para seguir con el buen cine su siguiente trabajo fue bajo la dirección de los hermanos Coen en “O Brother, Where Art Thou?” en el año 2000, donde encarna a Everett que junto a sus dos amigos escapan de la prisión donde estaban condenados a trabajos forzados y que con la meta puesta en un tesoro enterrado recorrerán en su búsqueda las tierras allende Mississippi encontrándose en el camino con toda suerte de personajes. Una cinta sin duda original y divertida que le mereció un Globo de Oro al actor.



 
Ese mismo año trabajó en “The Perfect Storm” (La tormenta perfecta) basada en un hecho real, que trata de pescadores de albacora de la localidad de Gloucester. Massachusetts, EE.UU en la década de los 90. Específicamente entre el 24 y el 31 de octubre de 1991, que deben enfrentarse a una aterradora tormenta sin precedentes. Una cinta impactante en sus efectos especiales y en el manejo de la tensión que bajo la batuta de su director Wolfgang Petersen, logró un impactante performance de Clooney.
 
Su amistad cosechada con Robert Rodríguez lo llevó a participar en dos películas infantiles de este genial realizador mexicano: Spy Kids  ( 2001) y Spy Kids 3-D: Game Over (2003). 

Sin embargo, fue su asociación con Soderbergh la cual le rindió más frutos: En el año 2001 director y actor se propusieron hacer el remake de la cinta “Ocean's Eleven”, de 1960 la que contó con Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr entre otros famosos. Para ello Clooney convenció a todos los actores de gran renombre como Brad Pitt, Julia Roberts o  Matt Damon, de reducir sus honorarios y cobrar parte de la taquilla. El resultado: una película glamorosa, inteligente, de excelente ritmo narrativo y sumamente entretenida y que fue un exitazo de taquilla. A esta le siguieron dos secuelas: Ocean's Twelve en el 2004, no tan buena como la primera pero muy bien lograda y Ocean´s Thirteen en el 2007 fascinante en todo sentido. 




Bajo la dirección de este mismo director realizó “Solaris” en el año 2002 que trata del doctor Chris Kelvin ( Clooney) que se encarga de investigar el comportamiento de un pequeño grupo de científicos a bordo de la estación espacial Prometheus, situada en el lejano planeta Solaris, constituido por un inmenso océano. Cuando una expedición de rescate llega al lugar, encuentra un panorama sombrío. Casi todos los miembros de la base han muerto, y los que quedan parecen haber enloquecido. Lo mismo que podría estar sucediéndole a Chris, pues se despierta junto a su mujer, fallecida unos años atrás. Otro buen performance del actor. 

A medida que ha madurado sus actuaciones mejoran, destaca su oscuro rol en Syriana por la que obtuvo el Oscar al Mejor actor de reparto y el Globo de  Oro y el genialmente logrado Michael Clayton rol por el cual estuvo nominado al Oscar y los Globos de Oro como mejor actor principal. También tuvo nominaciones con Up in the Air (2009) y Los Descendientes (2011). En  el 2013, recibió por la producción de Argo el Óscar a la mejor película junto a Ben Affleck y Grant Heslov. Es la única persona que ha sido nominada a los Óscar en seis categorías diferentes.
 
En su faceta como productor, se encuentran películas como Welcome to Collinwood (2002), The Jacket (2005), Solaris (2002), Ocean´s Thirteen (2007) Syriana (2005), Michael Clayton ( 2007) , Argo (2013) entre otros atractivos títulos.


CLOONEY DETRÁS DE CÁMARA




Si bien estamos frente a un multifacético actor, así mismo estamos frente a un destacado director. Su debut con “Confessions of a Dangerous Mind” en el 2002 en la cual tiene un pequeño papel, despertó el interés de la crítica. Se trata de un film provocador, inteligente, lo que no podía ser de otra forma con el guionista Charlie Kaufman a bordo, que si bien es medio divagante por momentos, es genial considerándola como ópera prima. 




En el 2005 hizo realidad su proyecto más ambicioso e interesante hasta el momento: “Good Night, and Good Luck”, nominada para seis Oscars y en la cual el actor estuvo envuelto en todos los detalles incluyendo el guión. Esta vez el protagónico es de David Strathairn, genial en el rol del periodista televisivo Edward R. Murrow y su enfrentamiento público con el senador Joseph McCarthy y el Comité de Actividades Antiamericanas en la década de los 50. En aquel clima de miedo y represión, el equipo de la CBS siguió adelante sin atender a ruegos. Su tenacidad finalmente valió la pena cuando el mismísimo McCarthy tuvo que presentarse ante el Senado y fue desposeído de poder una vez que sus mentiras y abusos quedaron por fin al descubierto. Este segundo film posee mayor madurez visual y narrativa, generando una cinta muy intima en su realización pero gigante en su contenido. Por este film el actor estuvo nominado al Oscar,  por primera vez como Mejor Director. 




Su tercera cinta “Leatherheads” (2008) , en la cual también actúa, es una muestra de una buena comedia romántica ambientada en 1925. De cuidada realización, no es sin embargo su mejor cinta, aunque logra el cometido de entretener en base a solidas actuaciones.




Sin embargo, fue con su tercer largo que volvió al tema político con mucha asertividad:
The Ides of March (2011)  nos interna en el sucio manejo político, a través de la historia de un joven idealista que trabajando en una campaña electoral comienza a darse cuenta de la cruda realidad que lo rodea.  Muy bien hilado, es una dura crítica al la hipocresía y el juego sucio, reinante en la política actual.





The Monuments Men (2014) , su último film hasta la fecha, tiene como protagonistas a Clooney, Matt Damon y Cate Blanchett. Está basada en el libro The monuments men: allied heroes, nazi thieves and the greatest treasure hunt in history, de Robert M. Edsel, el que narra la historia del Programa de Monumentos, Arte y Archivos, un grupo aliado cuyo objetivo era rescatar obras de arte y otras piezas culturalmente importantes antes de que fuesen destruidas por Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. El film no fue muy bien recibido por la crítica y la audiencia. El guión es bastante flojos, los actores están correctos más no sobresalientes y el film se hace tedioso. A mi criterio un desacierto de Clooney en este caso.




Sin duda se trata de un actor bastante solvente que ha demostrado que como productor tiene muy buen ojo, y destaca como un director con carisma y talento. Sin duda George Clooney se las trae y da gusto seguirle la pista.

TRAILERS  DE SUS PELÍCULAS COMO DIRECTOR

Confession of a Dangeours Mind




Good Night and Good Luck



Leatherhead



The Ides of March



The Monuments Men