martes, 22 de febrero de 2011

EL TOQUE DE DANNY BOYLE - 127 HORAS (2010) : SOMOS ÍNFIMOS Y GRANDIOSOS - Fernanda Bargach-Mitre




Dirigida por el británico Danny Boyle, 127 HORAS (127 HOURS), nos cuenta la historia real del alpinista Aron Ralston cuando quedó atrapado en Utah tras una caída y después de varios días inmovilizado toma una drástica decisión. Ya todos sabemos la trama de la cinta, e inclusive el final, pero esto no hace mella alguna en este fascinante viaje por los laberintos del ser humano, su pequeñez frente a la fuerzas de la naturaleza y su grandeza al sobrevivir por amor a la vida.
 
127 HORAS es una película estimulante, que  pesar de estar filmada prácticamente en una sola locación, con primeros y cerrados planos, trasciende estos obstáculos y logra un ritmo acertado, vibrante, que te deja absorto frente  la pantalla.  Con un james Franco, maravilloso, creíble, empático, representa este papel con un carisma y una entrega que llega profundo. Sin embargo, he leído críticas negativas de este film y sobre todo de la irregularidad y estilo “videoclipero y sobrecardo” de su director .


Boyle actualmente director, guionista y productor, debutó con Shallow Grave (1994), una comedia muy negra y verdaderamente genial, que se convirtió en un éxito de taquilla un UK y  que luego logró distribución mundial. Para ser una ópera prima, está lograda acertadamente, con su toque independiente , de bajo presupuesto, demostró que con pocos recursos se puede hacer buen cine. La película ganó numerosos premios en distintos festivales.
Siguió a esta su obra más conocida y aclamada: Trainspotting  (1996), una polémica y brillante cinta sobre la adicción a la heroína, a través de la cual se critica a la vacía sociedad moderna, con una estética trasgresora, una música potente, un elenco actoral soberbio, un film que mueve, que despierta ante el  letargo comercial.
A Life less ordinary (1997), una comedia romántica o algo así, es completamente ajena a todo lo que habíamos visto antes. Y por cierto nada estimulante.


The Beach (2000) tuvo terribles críticas, si bien no me pareció maestra, me gustó la temática, el planteo existencial, y está hermosamente filmada con una fotografía espectacular y escenas memorables.
Boyle remontó en taquilla con “28 days later”, una película de horror zombie, con muy buen manejo del recurso digital, llena de fantásticas escenas y verdadera emoción. No es para todos los gustos, a mí me  pareció verdaderamente original. El film ganó premios en la categoría de festivales de cine  fantástico y de horror. Quizás algo efectista, sus escenas iniciales son grandiosas y resulta muy interesante.
Cambiando radicalmente de curso nos entregó MIllions, una fábula infantil, llena de aventura y que trasmite gran alegría. Recibió buenas críticas pero fue irregular en taquilla. Hasta aquí ya podemos comprobar la versatilidad de este director, que no teme afrontar nuevos retos y  distintos géneros.
Un párrafo aparte merece Slumdog Millionaire y no porque haya ganado el Oscar sino porque verdaderamente es un film conmovedor y muy bien ejecutado. Una  historia de amor muy original: Jamal quiere de hallar al amor de su infancia y de toda su vida, y se hace  concursante de quien quiere ser millonario para salir en televisión.  pero las cosas se complican cuando Jamal gana el concurso y las autoridades lo detienen porque creen que ha hecho trampa. La cinta exuda ingenio y posee una maravillosa banda sonora, una dirección brillante, un montaje tipo mtv, pero que va como guante a la historia, una fotografía deliciosa  y un plantel de jóvenes actores que sorprenden.



Sí podemos decir que hay un estilo del video clip en sus cintas, no entiendo porqué para los críticos eso es un pecado, es un estilo que puede o no gustar pero que merece respeto.Luego de 127 hours, nos entregó Trance en el 2013.

Volviendo a esta película, la edición a cargo Jon Harris es increíble, los encuadres de cámara, la adrenalina, el vértigo, la melancolía hacen que junto al personaje atravesamos distintos estados anímicos. 


El film dura una hora y media y aproximadamente 74 minutos son tomas de Aron solo, intentando huir, remontándose a su infancia, viajando por recuerdos, grabándose en video, hablándole a la cámara, y anhelando una solución que en el fondo sabe que nunca llegará.

Con un manejo del color exquisito, excelentes planos cenitales que nos trasmiten como la inmensidad humana es ínfima frente a la naturaleza. Desde Aron atrapado nos alejamos y vemos el hermoso paisaje que lo rodea y su enormidad, y entendemos nuestra prepotencia urbana, cuando olvidamos el poder de la tierra. Aron ama la roca, la escalada, el fundirse con ese todo, ama el desafío, y sin pensarlo se enfrentó a una encrucijada en la que su valentía y espíritu de supervivencia prevalecieron y siguen prevaleciendo hoy en día en su vida.


El film tiene partes duras de ver , y algunas algo largas, sobre todo las remontadas al pasado, pero en líneas generales es una cinta muy valiosa y fue nominada en casi todos los premios más importantes merecidamente.

Imperdible!

FICHA TECNICA:
Título: 127 horas

Título original: 127 Hours

Dirección: Danny Boyle
Guión: Danny Boyle, Simon Beaufoy
Música: A.R, Rahman
Fotografía: Anthony Dod Mantle y Enrique Chediak
Edición: Jon harris

País: El Reino Unido, Estados Unidos

Año: 2010

Duración: 94 min.

Reparto: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Sean Bott, Koleman Stinger, Treat Williams, John Lawrence, Kate Burton, Bailee Michelle Johnson, Rebecca C. Olson



1 comentario:

  1. Excelente pelicula e historia de vida me encanto, impresionante!!

    ResponderEliminar