martes, 22 de febrero de 2011

EL TOQUE DE DANNY BOYLE - 127 HORAS (2010) : SOMOS ÍNFIMOS Y GRANDIOSOS - Fernanda Bargach-Mitre




Dirigida por el británico Danny Boyle, 127 HORAS (127 HOURS), nos cuenta la historia real del alpinista Aron Ralston cuando quedó atrapado en Utah tras una caída y después de varios días inmovilizado toma una drástica decisión. Ya todos sabemos la trama de la cinta, e inclusive el final, pero esto no hace mella alguna en este fascinante viaje por los laberintos del ser humano, su pequeñez frente a la fuerzas de la naturaleza y su grandeza al sobrevivir por amor a la vida.
 
127 HORAS es una película estimulante, que  pesar de estar filmada prácticamente en una sola locación, con primeros y cerrados planos, trasciende estos obstáculos y logra un ritmo acertado, vibrante, que te deja absorto frente  la pantalla.  Con un james Franco, maravilloso, creíble, empático, representa este papel con un carisma y una entrega que llega profundo. Sin embargo, he leído críticas negativas de este film y sobre todo de la irregularidad y estilo “videoclipero y sobrecardo” de su director .


Boyle actualmente director, guionista y productor, debutó con Shallow Grave (1994), una comedia muy negra y verdaderamente genial, que se convirtió en un éxito de taquilla un UK y  que luego logró distribución mundial. Para ser una ópera prima, está lograda acertadamente, con su toque independiente , de bajo presupuesto, demostró que con pocos recursos se puede hacer buen cine. La película ganó numerosos premios en distintos festivales.
Siguió a esta su obra más conocida y aclamada: Trainspotting  (1996), una polémica y brillante cinta sobre la adicción a la heroína, a través de la cual se critica a la vacía sociedad moderna, con una estética trasgresora, una música potente, un elenco actoral soberbio, un film que mueve, que despierta ante el  letargo comercial.
A Life less ordinary (1997), una comedia romántica o algo así, es completamente ajena a todo lo que habíamos visto antes. Y por cierto nada estimulante.


The Beach (2000) tuvo terribles críticas, si bien no me pareció maestra, me gustó la temática, el planteo existencial, y está hermosamente filmada con una fotografía espectacular y escenas memorables.
Boyle remontó en taquilla con “28 days later”, una película de horror zombie, con muy buen manejo del recurso digital, llena de fantásticas escenas y verdadera emoción. No es para todos los gustos, a mí me  pareció verdaderamente original. El film ganó premios en la categoría de festivales de cine  fantástico y de horror. Quizás algo efectista, sus escenas iniciales son grandiosas y resulta muy interesante.
Cambiando radicalmente de curso nos entregó MIllions, una fábula infantil, llena de aventura y que trasmite gran alegría. Recibió buenas críticas pero fue irregular en taquilla. Hasta aquí ya podemos comprobar la versatilidad de este director, que no teme afrontar nuevos retos y  distintos géneros.
Un párrafo aparte merece Slumdog Millionaire y no porque haya ganado el Oscar sino porque verdaderamente es un film conmovedor y muy bien ejecutado. Una  historia de amor muy original: Jamal quiere de hallar al amor de su infancia y de toda su vida, y se hace  concursante de quien quiere ser millonario para salir en televisión.  pero las cosas se complican cuando Jamal gana el concurso y las autoridades lo detienen porque creen que ha hecho trampa. La cinta exuda ingenio y posee una maravillosa banda sonora, una dirección brillante, un montaje tipo mtv, pero que va como guante a la historia, una fotografía deliciosa  y un plantel de jóvenes actores que sorprenden.



Sí podemos decir que hay un estilo del video clip en sus cintas, no entiendo porqué para los críticos eso es un pecado, es un estilo que puede o no gustar pero que merece respeto.Luego de 127 hours, nos entregó Trance en el 2013.

Volviendo a esta película, la edición a cargo Jon Harris es increíble, los encuadres de cámara, la adrenalina, el vértigo, la melancolía hacen que junto al personaje atravesamos distintos estados anímicos. 


El film dura una hora y media y aproximadamente 74 minutos son tomas de Aron solo, intentando huir, remontándose a su infancia, viajando por recuerdos, grabándose en video, hablándole a la cámara, y anhelando una solución que en el fondo sabe que nunca llegará.

Con un manejo del color exquisito, excelentes planos cenitales que nos trasmiten como la inmensidad humana es ínfima frente a la naturaleza. Desde Aron atrapado nos alejamos y vemos el hermoso paisaje que lo rodea y su enormidad, y entendemos nuestra prepotencia urbana, cuando olvidamos el poder de la tierra. Aron ama la roca, la escalada, el fundirse con ese todo, ama el desafío, y sin pensarlo se enfrentó a una encrucijada en la que su valentía y espíritu de supervivencia prevalecieron y siguen prevaleciendo hoy en día en su vida.


El film tiene partes duras de ver , y algunas algo largas, sobre todo las remontadas al pasado, pero en líneas generales es una cinta muy valiosa y fue nominada en casi todos los premios más importantes merecidamente.

Imperdible!

FICHA TECNICA:
Título: 127 horas

Título original: 127 Hours

Dirección: Danny Boyle
Guión: Danny Boyle, Simon Beaufoy
Música: A.R, Rahman
Fotografía: Anthony Dod Mantle y Enrique Chediak
Edición: Jon harris

País: El Reino Unido, Estados Unidos

Año: 2010

Duración: 94 min.

Reparto: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Sean Bott, Koleman Stinger, Treat Williams, John Lawrence, Kate Burton, Bailee Michelle Johnson, Rebecca C. Olson



lunes, 21 de febrero de 2011

lunes, 7 de febrero de 2011

THE FIGTHER: MÁS QUE UNA CINTA DEPORTIVA - Fernanda Bargach-Mitre



Dirigida por David O. Russell, en su quinto largometraje, nos presenta una historia mil veces vista, el boxeador que sale de abajo y alcanza la fama con el aditamento de estar basada en una historia real. Sin embargo, esto no hace mella en la fuerza de esta cinta que es mucho más que una simple película deportiva, abarcando temas como las relaciones familiares disfuncionales, la pobreza, la adicción al crack, todas problemáticas del white trash norteamericano que se funden en una trama emocionante.

 

La película cuenta la historia de dos boxeadores, uno en auge, el irlandés Micky Ward (Mark Wahlberg), y el otro ya caído Dicky Eklund (Christian Bale). Ambos son medio hermanos, el perdedor adicto al crack,  entrena al posible campeón que  da la batalla en peleas de poca monta para mantener a su numerosa familia que incluye  una madre controladora ( Melissa Leo) , interesada y muy histérica.



 
Tengo que hacer un párrafo aparte para las actuaciones de Melissa Leo y Christian Bale: verdaderamente fenomenales. Bale, interpreta a un Dicky perfecto, flaco, delirante, hiperquinético. El actor representa a la perfección los movimientos y las expresiones faciales y modo de hablar de los adictos al crack. Se suma, una actuación sincera, creíble, destacando su lado humano en el amor a su familia y en especial a su hermano Micky en quien ve la posibilidad de realizar el sueño que nunca alcanzó. Por su parte Mellisa Leo está genial como la ambiciosa y vulgar madre de ambos, que poco a poco demostrará verdadero interés en su hijos. Sus poses, su forma de caminar, el tono agudo de voz componen una interpretación de lujo. 



 
David O. Russel, director y guionista,  es muy bien considerado por la crítica desde que estrenó su primera película, Spanking the Monkey ( 1994), un film controversial sobre el incesto, que ganó premios en Sundance y en los Independent Spirit Awards. A este film le siguieron: Flirting with Disaster 1996), y la muy interesante Three Kings (1999) . Una drama con un toque de ironía sobre la guerra del golfo, su primera colaboración con el actor Mark Whalberg y George Clooney que está fenomenal en su papel.  Para mí, una de sus mejores películas. Luego realizó la comedia existencial I love Huckabees           (2004) que tuvo irregular recepción.

The Figther es una película sobre boxeo pero acompañado de un drama familiar y los problemas existenciales de sus protagonistas. Micky, ante el abuso de su familia, decide sacarlos de su vida, acompañado de su nueva novia Charlene Fleming ( una solvente Amy Adams), para lograr arrancar de verdad en su carrera como boxeador.  Pero pronto se da cuenta del fuerte vínculo que lo une a su hermano y reconoce que ha sido su mejor maestro.


 

Se intercala en la historia, un documental que se realizó realmente para HBO llamado High on Crack Street: Lost Lives in Lowel, que retrataba la vida de una casa de crack y sus habitantes entre los que estaba Dicky Eklund, como el ejemplo de la caída de un boxeador que fue capaz de pelear con Sugar Ray Leonard y que fue tragado por las drogas. Cuando la familia y el propia Dicky ven e  documental varias cosas cambian en sus relaciones y percepciones.

Se trata de una cinta bien hecha, que conlleva una historia intensa, más que todo gracias al plantel actoral donde el único gris es Mark Whalberg, extrañamente nominado a varios premios por esta actuación. Si hemos visto Blue Valentine y All Good Things sabemos que Ryan Gosling era el actor que debía recibir las nominaciones y que fue ignorado este año.


 

No creo que estemos frente a una obra de arte, es una buena cinta , con ritmo, excelentes escenas sobre el ring, y un guión sólido.

Tratando de ser fieles a la historia real de  Ward, que era un boxeador constantemente vapuleado e ignorado, pero que se iba ganando en el curso de los combates al público. El director incluso ha respetado los dichos de los comentaristas deportivos.

Insisto en que esta cinta es grande gracias a las actuaciones de Christian Bale, Melissa Leo y Amy Adams. Y sin duda tiene todos los elementos que gustan a la audiencia: la historia de perdedores que logran el triunfo, una fuerte carga emotiva sumado al encanto que sea una historia real.

Excelente!


FICHA TÉCNICA:
Título original: The Fighter
Dirección: David O. Russell
País: Estados Unidos
Año: 2010
Duración: 114 min.
Género: Drama, Deporte, Biográfico
Reparto: Mark Wahlberg, Christian Bale, Amy Adams, Melissa Leo, Mickey O'Keefe, Jack McGee,
Guión: Paul Tamasy, Scott Silver, Eric Johnson
Fotografía: Hoyte Van Hoytema
Montaje: Pamela Martin




viernes, 4 de febrero de 2011

THE KING´S SPEECH (2010): DONDE BRILLAN LOS ACTORES - FERNANDA BARGACH MITRE



 

Dirigida por el británico, Tom Hooper, quien tiene en su haber comerciales y excelentes películas para televisión como Elizabeth I por la cual ganó un Emmy, así como importantes miniseries premiadas. Su debut  en la pantalla grande fue con Red Dust (2004),  un drama ubicado en Sudáfrica protagonizado Hilary Swank. En el 2009 realizó un drama deportivo, The Damned United, aclamado por la crítica pero acusado de haber tragisversado la verdadera historia ya que está basada en algo que ocurrió realmente. Este dato es altamente curioso, porque su último film,también basado en hechos reales, ha sido acusado de faltar a la verdadera historia. Les paso un link donde pueden leer cada uno de los supuestos errores históricos  http://www.slate.com/id/2282194?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Sin embargo, si bien estas inexactitudes pueden ser ciertas, recordemos que cuando una película se basa en la realidad es que la toma como base para en función de esta agregar la ficción.  Sucede que el período que abarca el film es  un punto de quiebre en la historia de la humanidad, con el advenimiento de Hitler y el albor de la guerra. Este tema es tocado muy de soslayo, porque se trata de una cinta sobre dramas personales. Es difícil complacer todos los puntos de vista  de los espectadores, el director decide desde donde y cómo enfocar la trama. Y Vaya que logra una recreación de época maravillosa que no sería tan destacable sino fuera por las inmensas actuaciones de sus protagonistas.





 

El rey Jorge VI interpretado soberbiamente  por Colin Firth, ha sido tartamudo desde su niñez, objeto de burlas, sin poder desempeñarse en público, lo que siendo un miembro de la realeza era un gran problema par él. Tras la abdicación de su hermano mayor Eduardo VIII, El duque de York se convirtió en rey de Gran Bretaña con el nombre de Jorge VI .Junto a su esposa (Helena Bonham Carter) consultan muchos expertos sin resultados positivos. En el medio de la desesperación, su mujer, recurre a un logopeda, Lionel Logue,( un increíble  Geoffrey Rush) que parece muy excéntrico, pero que les asegura que puede arreglar el problema del Rey.


 

Se trata de una historia de auto superación y del valor de la amistad con diálogos brillantes, adecuados toques de humor junto a escenas altamente dramáticas. A pesar de su larga duración, es amena y entretenida. A mi me atrapo completamente y quedé con la sensación de haber visto una excelente cinta.
 

Una película épica sobre un hombre superando una discapacidad, enfocándose en un vibrante drama humano muy estimulante. La amistad que desarrollan el Rey y su logopeda, es el corazón de la cinta, generando escenas emotivas, intensas y en ocasiones muy graciosas. La parte técnica está muy cuidada, la ambientación, la fotografía, ese Londres nublado que poco a poco revela sus paisajes.



 

Sin embargo, es un film británico con todos los elementos de un film hollywoodense,  es una cinta que complace al espectador, de fácil vista, pero gracias a las actuaciones se transforma en un derroche de talento.

ESCENA DE LA TERAPIA





TRAILER:



  

FICHA TÉCNICA:
Título: El discurso del rey
Titulo original: The King's Speech
Nacionalidad: Gran Bretaña
Año: 2010
Duración: 128 min
Clasificación: 
Género: Biográfica, Drama, Histórico
Director:
Tom Hooper
Guión:
David Seidler
Intérpretes:
Colin Firth, Helena Bonham Carter, Geoffrey Rush, Michael Gambon, Guy Pearce, Timothy Spall, Sir Derek Jacobi
Música:
Alexandre Desplat
Fotografía:
Danny Cohen
Montaje:
Tariq Anwar