martes, 7 de diciembre de 2010

REVISANDO EL CINE DE DAVID FINCHER - THE SOCIAL NETWORK: UN FENOMENO BAJO LA LUPA - Fernanda Bargach-Mitre




Bajo la batuta de un creativo solvente como David Fincher, un director de género que se convierte en este film en un cronista social , The Social Network ( La Red Social) nos relata los orígenes de  este fenómeno mundial, mediático e inconfundible.  Espléndidamente bien elaborada, magistral  en su estructura narrativa , con enlaces de tiempo y dilemas morales. Esta película nos muestra los rostros cambiantes de la interacción social y cómo una mente brillante y solitaria concibió este proyecto.



El film narra la historia de Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), alumno de Harvard y genio de la programación, que se sienta a su ordenador y con empeño y entusiasmo comienza a desarrollar una nueva idea. Hablamos de un personaje solitario, con problemas de integración social, que parece descargar su energía a través de la programación en su computador. Lo que comenzó en la habitación de su universidad,  pronto se convirtió en una red social global y una revolución en la comunicación. Seis años y 500 millones de amigos después, Mark Zuckerberg es el billonario más joven de la historia. Pero para este emprendedor, el éxito ha supuesto complicaciones personales y legales. En el momento en que Facebook se convierte en un fenómeno mundial que vale millones de dólares no se hacen esperar las demandas legales de amigos de Zuckerberg, que se atribuyen parte de la creación de la red social.




La cinta se narra en dos tiempos, el pasado y el presente, enlazados de manera excelente. Vale destacar el sobresaliente guión de Aaron Sorkin, muy sólido y basado en la novela  ‘The Accidental Millionaires’ de Ben Mezrich.
En su factura se trata de un film clásico pero de extremado vigor, que logra captar la atención del espectador de principio a fin. Es interesante que una película basada en personajes con tan poco carisma personal, salga tan airosa. Zuckerberg es un desadaptado, antipático, antisocial que irónicamente desarrolla un proyecto de integración mundial. Pareciera que su incapacidad de comunicarse con el mundo real es lo que lo lleva a crear la antítesis de su vida o un medio por el cual puede interactuar sin contacto directo.



Ahora, los que esperen un análisis sobre el por qué de este fenómeno, una reflexión filosófica, o un ahondamiento en sus alcances a nivel social quedarán decepcionados. El film es bastante biográfico, y narra específicamente la historia de la creación, de sus fundadores y de los intereses que revolotean alrededor de facebook una vez que alcanza el reconocimiento mundial. Las conclusiones finales son dejadas para la audiencia.
Sin duda, el film tiene una enorme repercusión porque narra algo que nos está pasando como sociedad actualmente. Es una cinta que corresponde a los tiempos que vivimos. Es de excelente factura y maravillosas actuaciones. Recordamos una escena memorable donde Mark esta revisando el funcionamiento de Facebook en Bosnia donde nisiquiera hay carreteras, como para poner el acento en los tentáculos de esta red social.
Otra actuación muy convincente es la de Justin Timberlake, que conocemos a través de los flashbacks. Representa al personaje de Sean Parker, el creador de Napster ( una aplicación que permitía compartir MP3  de manera libre, hasta que fue demandada por violar copyrights).Parker parece ser uno de los pocas mentes que respeta Zuckerberg, a quien considera como igual.



La historia de Mark Zuckerberg es algo triste, por más que sea uno de los billonarios más jóvenes de la historia, está solo en su trono, sin amigos verdaderos y viviendo a través de ordenadores. Al menos así se nos pinta el personaje en la cinta. Un ser incapaz de socializar, de interactuar en el mundo de personas de carne y hueso y de personalidad pedante y condescendiente . Vale destacar un performance en estado de gracia de Jesse Eisenberg como el arisco Zuckerberg.



La puesta en escena es intimita, de colores ocres y vinotintos, que dan cierto aire oscuro a la narración pero lo más importante a destacar es que la película no nos toma por idiotas, es estimulante para el espectador y  desafía su inteligencia ya que las conclusiones finales son abiertas sin intentar darnos lecciones morales o discursos sociales, para que nosotros formemos nuestra propia opinión.
A fin de cuentas, estamos frente a una cinta deliciosa de disfrutar, con destacada banda sonora, con un ritmo que nunca se pierde, manejada de manera enérgica por el poderoso trabajo de Fincher, uno de los directores más interesantes de nuestra época que a su vez aborda un tema de candente actualidad.


FICHA TÉCNICA:
Título original: The Social Network
Dirección: David Fincher
Producción: Donald Graham Burt
País: Estados Unidos
Año: 2010
Reparto: Rooney Mara, Andrew Garfield, Jesse Eisenberg, Rashida Jones, Brenda Song, Justin Timberlake, Joseph Mazzello, Malese Jow, Caleb Landry Jones, Max Minghella
Guión: Aaron Sorkin
Fotografía: Jeff Cronenweth
Montaje: Angus Wall, Kirk Baxter


No hay comentarios:

Publicar un comentario