sábado, 11 de septiembre de 2010

REVISANDO EL CINE DE ARONOFSKY: THE WRESTLER (2008)





Darren Aronofsky es un director de culto que jamás se ha casado con Hollywood, cuyas cintas despiertan polémica, odio y devoción por igual y que tienen la indiscutible firma de su creador. Mickey Rourke, estaba considerado un actor de segunda, recordado como el galán de los ochenta por Nueve Semanas y Media, que a pesar de haber demostrado en cintas como Rumble Fish (1983), Barfly (1987) y  Sin City ( 2005) donde nos brinda un performance inolvidable, todos lo consideraban un fósil del pasado destinado a papeles segundones en producciones irregulares. Ambos demuestran en The Wrestler que están más que vigentes, que derrochan talento en sus áreas, con un film intenso, maravilloso, aunque duro de digerir, que es sin duda una de las mejores películas estrenadas este año.

Si retomamos los comienzos de Darren Aronoksky, su debut con PI (Mejor película en Sundance 1998), de la cual también fue guionista, se develó, sin duda un talento en bruto con un film profundo, intrincado y fascinante. La historia del matemático, que basado en la teoría del Caos (según la cual pequeñas cosas pueden causar grandes cambios) intenta descifrar el mundo bursátil, deslizándose peligrosamente entre un gran descubrimiento y la locura, logra quedarse en el espectador como un gran interrogante. Su segundo film ‘Requiem for a dream’ revelaba mayor profesionalismo y un mayor presupuesto que el director utilizó innovando con las cámaras y la edición al punto de utilizar más de cien efectos distintos para recrear un mundo de carencia de afecto y autodestrucción. Una cinta donde la protagonista es la adicción, monstruosa y con vida propia, que se va apoderando de los personajes. Por último en el 2006 nos entregó The Fountain, una película que medita sobre los conceptos de la vida y la muerte a través de una historia desgarradora y poética. Aronofsky hace el cine que ama, poniendo un énfasis importante en la innovación visual, en contenidos desafiantes y en mover el mundo emocional del espectador en un ejemplo del mejor cine de autor.



    

Por otro lado Mickey Rourke, era considerado ya un actor de segunda que alguna vez brilló en los ochentas. Muchos olvidaron sendos performances como la genial 'Barfly', o su más recientes apariciones en ‘Sin City’, ‘Buffalo 66’, ‘Animal Factory’ y ‘Once upon a time in Mexico’ por solo citar algunas. Sí, ya era un actor de papeles de segundón, no hay duda, pero seguía intentado ratificar su talento cosa que finalmente ha logrado hacer en The wrestler con una actuación magistral, quizás la mejor que hemos visto este año, don Rourke se mete de lleno en su papel al punto de mimetizarse de manera tal que nos desgarra en cada escena, convirtiéndose en el corazón del film. Podemos afirmar que este actor subvalorado por la maquinaria hollywoodense está de regreso y en su mejor forma.


   

The wrestler narra las desventuras de Randy ‘The Ram’ Robinson, un héroe de lucha libre, muy exitosos en los ochenta, que ahora vive de su vieja fama, luchando en bares de mala muerte y con un cuerpo golpeado que ya le pasa factura. Sufre repentinamente un ataque al corazón que lo alejará de los cuadriláteros bajo la advertencia del médico que puede morir si sigue luchando. Ante este revés del destino, Randy decide poner algo de orden en su vida, tratando de acercarse a su hija que tiene prácticamente abandonada, de enseriarse con una stripper a la que ha venido pagándole regularmente por sus servicios. Vale destacar el excelente cuadro de secundarios donde destaca Marisa Tomei, que revive un rol muy cliché y demuestra su pasta de actriz dramática, por otro lado la hija de Randy Evan Rachel Wood en sus pocas escenas se roba la pantalla, revelándose como una joven promesa de la actuación.

Se trata de una historia simple, cuyo guión le imprime solidez a la cinta. Con una interesante realización, mucho uso de la cámara en mano y planos secuencia logran trasmitir la adrenalina de los camerinos y el ring. Así mismo, la parte dramática, apoyada en una excelente fotografía y planos que quedan en la memoria es el plato fuerte en manos de Mickey Rourke, en una de las mejores actuaciones de ese año, desoladora, apasionada, una interpretación de lujo difícil de olvidar. El final absolutamente sobrecogedor, al punto que cuando aparece la pantalla en negro quedamos petrificados de emoción.


 

      

The wrestler, no es una simple película de luchadores, es una cinta cargada de desgarrada humanidad, una historia conmovedora, intensa, que gracias a la combinación de la dirección certera de Aronofsky y el performance de Rourke se convierte en una joya del cine de los últimos tiempos.
Imperdible!

FICHA TÉCNICA DE 'THE WRESTLER'

The wrestler + Dirección: Darren Aronofsky
+
Guión
: Robert Siegel.
+ País: USA.
+ Año: 2008
+ Duración
: 115 min.
+ Interpretación
: Mickey Rourke (Randy Robinson), Marisa Tomei (Cassidy), Evan Rachel Wood (Stephanie), Ernest Miller.
+ Producción: Darren Aronofsky y Scott Franklin
+ Música: Clint Mansell.
+ Fotografía: Maryse Alberti.
+ Montaje: Andrew Weisblum.
+ Vestuario: Amy Westcott.
+ Diseño de Producción: Timothy Grimes


TRAILER


No hay comentarios:

Publicar un comentario