sábado, 11 de septiembre de 2010

THE VISITOR: UNA HISTORIA MUY HUMANA - Fernanda Bargach-Mitre



 

 
The Visitor, dirigida y escrita por  Thomas McCarthy, realizador de la premiada aunque casi desconocida "The Station Agent", es una película sumamente humana, con una historia simple, que basa su fuerte en las relaciones interpersonales en el mundo globalizado así como las injusticias del sistema burocrático post 11 de septiembre. Se trata de un drama que tiene dejos de comedia, romance, así como una buena dosis de denuncia social pero que por sobre todas las cosas trasmite un mensaje de esperanza  y fe en la condición humana.
 
 

 
Thomas McCarthy es actor, guionista y director, que se ha caracterizado por films que nos tocan la fibra interior con un cine que posee más contenido que forma, cuyas estructuras se basan en un sólido guión, en la historia que se quiere contar adecuando el formato cinematográfico para trasmitir un mensaje. Esta servidumbre de la técnica al servicio de la trama, genera películas muy intimas, centradas en movilizar a espectador, despertando reflexiones existenciales.
 
 

 
 
Walter Vale, Richard Jenkins ,encarna a un profesor universitario, que ha quedado viudo y ha perdido la alegría de vivir encerrándose en sus rutinas como profesor, escribiendo un libro que parece nunca terminar, conformando una existencia gris y triste. En  un viaje a Nueva York, para una conferencia académica, descubre que su apartamento de Manhattan está siendo habitado por una joven pareja de inmigrantes. En un principio Vale les pide que se vayan pero ante lo desamparados que se encuentran, el protagonista tiene un ataque de generosidad y los invita a quedarse. Poco a poco comienza a desarrollarse una relación de amistad que llevará a  Walter a descubrir todo un abanico de personas, ambientes y costumbres diferentes que pueblan la multicultural ciudad estadounidense. El protagonista se involucrará con la pareja, llegándose finalmente a interesarse en la problemática legal de su situación y es aquí donde yace la crítica más intensa de la cinta, la paranoia post 11 de septiembre, la burocracia, los centros de detención, las deportaciones, todo un submundo oscuro que rodea a esta sociedad.
 
A la vez que captamos la parte árida, somos testigos del despertar a la vida de Walter Vale, interpretado genialmente por Richard Jenkins, que solo con sus expresiones logra trasmitirnos un mundo de emociones. Pasa del serio piano a tocar el djembe, un instrumento de percusión, y después de mucha práctica participa de una escena memorable tocando en la calle con otros músicos. A través de la relación con la pareja, y especialmente con la madre del muchacho, Walter despertará al amor, la aceptación y el saboreo del día a día después de una etapa sombría en su vida. Esta  parte nos habla de las relaciones humanas, de su riqueza, de su valor, de cómo aprendemos unos de otros si tan solo nos damos la oportunidad. El valor de cambiar y la bondad en contraposición  con un ente estatal despiadado y sin rostro, son algunos de los contrastes de esta maravillosa cinta. Vale destacar el excelente reparto de secundarios que enriquecen la historia.
 
 
Estamos frente a una propuesta tanto exquisita como simple, incluyente desde el primer fotograma y que genera una mezcla de sensaciones. Y es que McCarthy hace lo posible que valoremos el cine como un viaje emocional y en The Visitor logra su cometido, demostrando que lo suyo es cine de autor.
 
 
Imperdible!
 
FICHA TECNICA DE THE VISITOR

Dirección y guión: Tom McCarthy.
País: USA.
Año: 2007.
Duración: 103 min.
Género: Drama.
Interpretación: Richard Jenkins (Walter Vale), Hiam Abbass (Mouna Khalil), Haaz Sleiman (Tarek Khalil), Danai Gurira (Zainab), Maggie Moore (Karen), Richard Kind (Jacob), Amir Arison (Sr. Shah), Marian Seldes (Barbara), Michael Cumpsty (Charles).
Producción: Mary Jane Skalski y Michael London.
Música: Jan A.P. Kaczmarek.
Fotografía: Oliver Bokelberg.
Montaje: Tom McArdle.
Diseño de producción
: John Paino.
Vestuario: Melissa Toth.



TRAILER:

 


ESCENA APRENDIENDO A TOCAR DEJEMBE


No hay comentarios:

Publicar un comentario