jueves, 9 de septiembre de 2010

LEONES POR CORDEROS: CRONICAS DE UN MUNDO DISFUNCIONAL - Fernanda Bargach-Mitre


Robert Reford ataca con su  película, Leones por Corderos  (Lions for Lambs), un drama basado en tres historias interconectadas al conflicto de guerra en Afganistán, que si bien es algo discursiva, toca el nervio sobre las disfuncionalidad del mundo en que vivimos, dentro de una sociedad ya casi acostumbrada a vivir en guerra, donde los políticos inventan y reinventan planes para ganar los injustificados conflictos bélicos, donde los periodistas se debaten entre la ética y la mentira y donde las mentes más jóvenes y abiertas se dispersan cómodamente en la sociedad de consumo, sin comprometerse para cambiar la realidad en que habitan eligiendo la conveniente la ignorancia. Soberbiamente actuada y con un reparto de lujo, hablamos de una buena cinta que plantea muchas preguntas y genera una reflexión sobre el contexto absurdo y violento que nos rodea.

Con más seis películas de calidad en su haber, el incansable Reford nos trajo su séptima entrega metiéndose de lleno en un tema candente como lo es la guerra en Afganistán, desde diferentes puntos de vista a partir de tres historias: Cruise interpreta a un congresista que concede una exclusiva a una periodista (Streep), al tiempo que Redford hace de un idealista profesor que trata de motivar a un alumno sobresaliente de su clase.



 
En la tercera historia, dos soldados americanos destinados en Afganistán, ambos antiguos alumnos de Redford, se encuentran de repente heridos en territorio enemigo. Por un lado está el político, senador republicano, falso y sonriente, muy bien interpretado por Cruise, que cita a la periodista: Meryl Streep, de tendencias izquierdistas (genial en este rol) para darle la primicia sobre un nuevo plan para terminar con la guerra en Afganistán. El senador, seguro y convincente, trata que la escéptica periodista crea en la efectividad del nuevo plan, pero ante las preguntas incisivas sobre el pasado en Irak y las constantes muertes de jóvenes norteamericanos en una guerra que ella considera sin sentido, el sonriente congresista responde con evasivas afirmando que en el pasado se cometieron muchos errores pero que ahora están solventados y que es indispensable la lucha contra el terrorismo.




Sin embargo paralelamente a esta entrevista, el director nos narra la historia de dos ex alumnos ahora enlistados en la milicia, asumiendo un compromiso con su país y que son parte de este nuevo plan agresivo que consigue su primer estrepitoso fracaso cuando intenta tomar una zona estratégica, ya ocupada por el enemigo, que abre fuego a mansalva logrando que los dos soldados, caigan del helicóptero y queden gravemente heridos en territorio hostil.En la tercera historia, un profesor comprometido, interpretado por el propio Redford, cita a uno de sus estudiantes más aventajados pero que ha perdido interés en la materia con la intención de rescatarlo de la banalidad e indiferencia en a que se ha sumergido, porque cree firmemente que el cambio viene a través de los más jóvenes.

 

El film toca varios tópicos importantes, que forman parte de la sociedad norteamericana actual, y pone el dedo en la llaga, mostrando al espectador una realidad ineludible, el país vive constantemente en guerras en pro de causas nobles en las que nadie cree, los políticos no paran de engañar con sus justificaciones demagógicas, la prensa no termina de dejar de lado la hipocresía para atacar la profundidad de tema, mientras la juventud es presa de la apatía y el conformismo.Haciendo honor a su título, el film, que a pesar de ser de alto presupuesto, tiene un tinte de film independiente, nos incita a dejar de ser corderos y convertirnos en leones capaces de comprometernos con la realidad que nos rodea, y rugir frente a las injusticias institucionalizadas o justificadas por un estado hipócrita. A través de estas tres historias, Reford nos plantea la importancia de tomar acciones frente a lo que ocurre a nuestro alrededor y castiga nuestra indiferencia y desidia, porque queramos o no somos parte de lo que sucede. Vale aclarar que el verdadero protagonista del film es el diálogo inteligente entre los diversos personajes que encarnan símbolos básicos en el conflicto bélico, las acciones son pocas, y eso le da cierta lentitud al film que solo será apreciada por los amantes de la elocuencia del debate, del verdadero sentido de lo que se dice y sus implicancias en el mundo que habitamos.

Se trata en suma de una film acertado, convincente y accesible que retrata una sociedad disfuncional, que trae consigo un amarga y dura crítica que pone sobre la palestra un tema importante. Muy a tono con la realidad actual, si bien no es una obra maestra, es una cinta de alta calidad que plantea interrogantes trascendentes que nos dejan reflexionando sobre temas inherentes a la condición humana.
Excelente!

 

FICHA TÉCNICA DE 'LEONES POR CODEROS'

+ Dirección: Robert Redford.
+ País: USA.
+ Año: 2007.
+ Duración: 96 min.
+ Interpretación: Robert Redford (Dr. Stephen Malley), Meryl Streep (Janine Roth), Tom Cruise (senador Jasper Irving), Michael Peña (Ernest), Andrew Garfield (Todd), Peter Berg (teniente coronel Falco), Derek Luke (Arian).
+ Guión:Matthew Michael Carnahan
+ Producción: Robert Redford, Matthew Michael Carnahan, Andrew Hauptman y Tracy Falco.
+ Fotografía: Philippe Rousselot.
+ Montaje: Joe Hutshing.
+ Vestuario: Mary Zophres.
+ Diseño de Producción: Jan Roelfs.
+ Música: Mark Isham.



TRAILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario