miércoles, 8 de septiembre de 2010

REVOLUTIONARY ROAD (2008): LA CAIDA DEL SUEÑO AMERICANO -Fernanda Bargach-Mitre




 
Sam Mendes, pone el ojo en las falencias de la sociedad norteamericana, como ya lo hizo en su opera prima Belleza Americana (1999) por la cual fue ampliamente galardonado. En Revolutionary Road, el director retoma la falsedad del "american way of life",  a través de la historia de una pareja y su evolución entre los años cincuentas y sesentas, cuando el sueño americano estaba en boga. Mendes nos muestra sin miramientos las frustraciones de este matrimonio "atrapado" en un estilo de vida que los  asfixia y el intento de ambos de buscar otra forma de vivir. Sin duda, una cinta difícil que nos enfrenta  a un drama descarnado que moviliza los sentidos y el intelecto.




Revolutionary Road nos cuenta la historia de amor de Frank (Leonardo Di Caprio) y April (Kate Winslet), desde las primeras miradas, el apasionado romance inicial, los sueños de compartir una vida que poco a poco se traducen en una bella casa en una buena zona, que adquirirán pensando en poblarla de sus sueños, sus hijos y sus esperanzas. Este primer tramo del film la pareja exuda felicidad, fe en el futuro, en sus aspiraciones individuales y conjuntas, creyéndose diferentes y
especiales destinados a un provenir mágico. Años más tarde, el panorama resulta totalmente distinto, ella ha fracasado en su intento de ser actriz mientras que él tiene un trabajo de oficina que detesta y que lo hace uno más del montón, ambos sienten que están viviendo una vida falsa, una que no estaba en sus planes pero que sin embargo les permite asegurar el pago de la hermosa casa que habitan, proporcionar seguridad financiera para la familia y permanecer dentro del sistema. La encendida relación se ha transformado en un cúmulo de reclamos, fuente de peleas y falta de dialogo, se ha perdido entre resentimientos el amor hermoso que alguna una vez se profesaron. Harta de esta situación April decide tomar las riendas y trama un audaz plan para empezar de nuevo, para dejar atrás las comodidades de Connecticut , su casa en los suburbios de Revolutionary Road y lanzarse a la inmensidad de lo desconocido en París, retomando un viejo sueño de Frank Pero cuando el plan empieza a llevarse a cabo, ambos cónyuges son presionados al máximo: uno para  huir a toda costa, y el otro para salvar todo lo que tienen, sin importar las consecuencias, en un dilema existencial entre las incertidumbres de la libertad y la contención de la seguridad.






Mendes retoma la vida en los suburbios de la clase media pero a diferencia de su film debut, lo hace sin humor. En esta oportunidad el director no hace concesiones de ningún tipo y plantea un  film intenso prácticamente enfocado en el desgaste de una pareja dentro de la sociedad de consumo, planteando un drama más universal, que nos roza demasiado cerca tocando temas como el vacío existencial, la hipocresía social, el disimulo, acostumbrarse a esconder los fracasos y frustraciones y mantener los demonios en el closet.




Con una ambientación de época exquisita, una excelente dirección de actores, extremo cuidado en los encuadres, inteligente uso de la música, buen ritmo narrativo, el film compone un todo muy potente. Leonardo Di Caprio está muy correcto en su rol, destacando la fenomenal Kate Winslet, en un papel muy bien trabajado por el cual se llevó el Globo de Oro como Mejor actriz.





Se trata de una cinta muy cuestionadora de los usuales cánones de realización personal en la sociedad actual: una familia, un trabajo, una bella casa pero ¿dónde queda el ser humano? ¿A qué lugar se van los sueños, las aventuras, los viajes, los comienzos ilimitados?….El film pone el ojo sobre los valores sociales tan llenos de hipocresía y falsedad sin anestesia alguna. Esto a la vez que es su virtud es su falencia, haciendo que la película sea demasiado amarga y dura para digerir. Es una estocada que el espectador padece sin lugar para la esperanza.





Sin duda, Sam Mendes es un director interesante, en esta entrega nos demuestra que es un realizador sólido, mucho más maduro, pero sin ese toque de humor negro y sátira que lo hiciera famoso. De cualquier manera, cada una de sus películas tiene sello de autor, uno critico y avizor de la sociedad en que vive, que cuestiona, indaga, y despierta nuestros sentidos a través de la calidad visual  al mismo tiempo que moviliza nuestros pensamientos y convicciones con sus retadoras temáticas.




FICHA TECNICA DE REVOLUTIONARY ROAD:

Dirección: Sam Mendes.
Países: USA y Reino Unido.
Año: 2008.
Duración: 119 min.
Género: Drama.
Interpretación: Leonardo DiCaprio (Frank Wheeler), Kate Winslet (April Wheeler), Michael Shannon (John Givings), Kathryn Hahn (Milly Campbell), David Harbour (Shep Campbell), Kathy Bates (Helen Givings), Zoe Kazan (Maureen Grube), Dylan Baker (Jack Ordway), Richard Easton (Howard), Jay O. Sanders (Bart Pollock).
Guión: Justin Haythe; basado en la novela "Vía Revolucionaria" de Richard Yates.
Producción: John N. Hart, Scott Rudin, Sam Mendes y Bobby Cohen.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Roger Deakins.
Montaje: Tariq Anwar.
Diseño de producción: Kristi Zea.
Vestuario: Albert Wolsky


TRAILER:


2 comentarios:

  1. Pues aunque abunden las críticas negativas a mí me encantó. Desde mi punto de vista es una película que logra crear una fuerte empatía con el espectador gracias a su guión. Además, hay que reconocer que Sam Mendes sabe elegir muy bien sus historias, su reparto y en general su equipo. Revolutionary Road denota una profesionalidad tan exquisita como artesanal, y la trama está narrada con grata templanza, intensificándose de forma regular con la interacción de la pareja protagonista. Por otra parte la gravedad de sus conflictos y la valía de sus actuaciones no se equilibran con el real interés de sus personajes, con lo que flaquea la fuerza necesaria para que las situaciones arrebaten el ánimo y trasciendan sus estampas de disputas comunes, singularizadas en ocasiones por la aportación de un gran Michael Shannon como hijo de Kathy Bates.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía, estamos totalmente de acuerdo, a mi me gustó mucho. Creo que el director sabe lo que hace, como dices, siempre elige excelentes actores y la historia está muy bien narrada. A mi criterio es un film que te deja pensando, que te mueve y eso es fundamental. Me parece que resumes perfectamente la película en lo que dijiste , cito: Revolutionary Road denota una profesionalidad tan exquisita como artesanal, y la trama está narrada con grata templanza, intensificándose de forma regular con la interacción de la pareja protagonista. ¨. Certero resumen! Saludos y Gracias por comentar!!

      Eliminar