miércoles, 8 de septiembre de 2010

MARC FORSTER: UN DIRECTOR CON SELLO PROPIO - Fernanda Bargach-Mitre


El director alemán ,Marc Forster, posee una filmografía interesante que abarca varios géneros que ha sabido manejar con solvencia: el drama descarnado en “Monster ‘s Ball” (2001), el mundo de lo imaginario con “Descubriendo nunca jamás” (Finding Neverland/2005) y el thriller psicológico en “Tránsito” (Stay/2006). Con “Más extraño que la Ficción” (Stranger than fiction), su última película, aborda la comedia dramática con acierto, generando una historia que nos plantea preguntas existenciales a la vez que nos proporciona una buena dosis de entretenimiento. Sin duda un film interesante, excelentemente realizado y que nos demuestra que estamos ante un director que no tiene miedo de afrontar diferentes retos cinematográficos, lo que además hace con soltura y resaltante factura para dar a luz películas que vale la pena ver y comentar.

Los diferentes mundos de Forster
 

Nacido en Alemania y criado en Suiza, Forster llegó a los Estados Unidos en 1990 para estudiar en NYU film school. En el año 2001, la crítica quedó gratamente sorprendida con “Monster`s Ball”, su segunda película, un drama intenso que planteaba la relación transformadora entre dos seres humanos aparentemente opuestos: un ultraconservador y racista empleado del corredor de la muerte, intransigente y violento con su hijo y una mujer de color que acaba de perder a su marido en la silla eléctrica. Sin ser un film sensiblero toca los temas de la necesidad de afecto y la búsqueda de redención de una manera tan cruda y poética a la vez que logra conmover totalmente al espectador, de hecho el desgarrador performance de Halle Berry le proporcionó un Oscar a mejor actriz dramática.En 2005 presentó su obra “Descubriendo Nunca Jamás”, con un soberbio reparto que incluía a Johnny Deep como el famoso dramaturgo escocés J.M. Barrie y a Kate Winslet como una madre dedicada a sus hijos. Será a través de la profunda relación que el autor establece especialmente con los niños de la familia, empleando todo tipo de historias fantasiosas para divertirlos, que el creador encontrará el camino a su obra cumbre Peter Pan. Un film muy humano y lleno de ingenio que logra captar el mundo infantil tanto en sus asperezas como en sus maravillas así como la fascinante mente del famoso escritor.En el 2006 Forster dejó a todos sin habla con la intrigante "Tránsito", otra vez con un reparto de lujo con Ewan McGregor , Naomi Watts, y Ryan Gosling, implicados en un intrincado laberinto que quizás solo sea el sueño de un joven moribundo que en su estado entre la vida y la muerte logra captar elementos del destino. La película nos introduce en un terreno interesante pero espinoso, donde el límite con lo cotidiano se desconoce, se asoman conceptos de existencias paralelas, imágenes oníricas, la insinuación de que todo en la vida esta extrañamente conectado, así como un cuestionamiento interesante acerca del destino. Sin duda un film complicado pero atrevido, provocador y por sobre todas las cosas visualmente impactante y artístico al que quizás no vale la pena buscarle una explicación única porque esta lleno de pequeñas y múltiples preguntas sobre la veracidad de la "realidad" que habitamos y no da respuestas precisas como si su cometido fuera despertar la mente del espectador para que sea este el que las busque. A mi criterio esta es una de las películas más interesantes de este director.

Más extraño que la ficción: un nuevo terreno

 

Sin duda se trata de un film muy original y bien llevado que trata sobre una novelista Karen Eiffel (Emma Thompson) que está a punto de completar su último y potencialmente mejor libro, luego de años de trabajo. El desafío que le queda es pensar cómo matar a su personaje principal, Harold Crick. Lo que no sabe es que Harold Crick (Will Ferrell) está inexplicablemente vivo en la vida real, y, de repente, es consciente de sus palabras. El protagonista comienza a escuchar una voz en off que narra lo que siente y piensa e inclusive le anticipa el futuro. Al principio cree que está al borde de la locura y consulta a un psiquiatra que le dice que sufre de esquizofrenia, pero Harold está totalmente convencido que la voz que escucha es real y emprenderá la búsqueda de la autora para tratar de cambiar el final que es la crónica de una muerte anunciada. Para ello buscará la ayuda de un profesor de literatura Jules Hilbert, muy bien interpretado por Dustin Hoffman, quien intentará acompañarlo en descubrir quien es la misteriosa escritora cuyos designios literarios van guiando la vida de Harold para así poder cambiar el trágico final.

Lo interesante no es solo la premisa original, sino el viaje que emprende Harold, un tipo con una vida gris, sin amigos, sin diversiones, sin imaginación, que vive absorto en sus pequeñas y obsesivas rutinas y dedicado a su trabajo. A partir que nuestro héroe empieza a escuchar la voz de la escritora sus costumbres cambian radicalmente y no tardan en llegar los cuestionamientos acerca de su vida, la búsqueda de significados, las preguntas existenciales. En definitiva se trata de un hombre que se siente condenado a morir sin saber como evitarlo y es esa realidad la que lo confronta con la vacuidad de su vida actual.

El film trata varios temas interesantes como el estancamiento creativo de la autora del libro que ante su impotencia comienza a obsesionarse cada vez más con terminarlo dando vueltas en círculos desesperados de ansiedad. Por otra parte se analiza a un individuo preso de sus hábitos que encubre lo que en realidad le gustaría hacer. Es un film con un toque metafísico, que se enriquece de buenos diálogos y situaciones que escapan de las producciones bobaliconas típicas de las comedias dramáticas.Con un planteamiento visual fascinante y minimalista, el film nos lleva por un viaje imaginario en el cual es imposible no involucrarse emocionalmente con los personajes. El reparto es casi perfecto, incluyendo (quién lo diría) a Will Ferrell, que se aleja de su lado estúpidamente cómico para brindarnos una actuación creíble y profunda. Sin embargo creo que la película hubiese tenido más fuerza con otro actor principal de mayor carácter dramático. Por su parte Emma Thompson esta soberbia como la neurótica escritora y Dustin Hoffman hace un trabajo impecable. Completan el elenco dos secundarias de lujo que hacen lo suyo al hilo: Queen Latifah y Maggie GyllenhaalSin duda hablamos de una buena película, realizada por un cineasta atrevido, que no se encasilla y va probando nuevos géneros. Se trata de uno de los directores más interesantes de los últimos tiempos, que ha demostrado con su filmografía que no sólo tiene un manejo estupendo de la parte visual, siempre impecable y adaptada a la historia sino que además demuestra, tamáticamente, un lado polifacético y atrevido que se hace difícil de encontrar entre tanto paquete comercial. Por ello su cine es un hallazgo y un alivio para los ojos ávidos del buen séptimo arte. Imperdible!




FICHA TECNICA DE MAS EXTRAÑO QUE LA FICCIÓN:

Dirección:Marc Forster.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 113 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación:Will Ferrell (Harold Crick), Maggie Gyllenhaal (Ana), Dustin Hoffman (Jules Hilbert), Queen Latifah (Penny Escher), Emma Thompson (Karen Eiffel).
Guión: Zach Helm.
Producción: Lindsay Doran.
Música: Britt Daniel y Brian Reitzell.
Fotografía:Roberto Schaefer.
Montaje: Matt Chessé.
Diseño de producción: Kevin Thompson.
Vestuario: Frank Fleming.

No hay comentarios:

Publicar un comentario