lunes, 13 de septiembre de 2010

JOYAS DE LOS NOVENTAS (3RA PARTE) - Fernanda Bargach-Mitre

 
 En esta oportunidad voy a tomar el cine negro en mi selección, habitualmente caracterizado  por girar en torno a hechos delictivos y criminales con un fuerte contenido expresivo y una característica estilización visual.  Temas gansteriles y policiales se cruzan con aire expresionista en estas producciones….
 
LA Confidential (1997):

 
Dirigida por la certera mano de Curtis Hanson, este thriller negro estuvo nominado a 9 Oscars y se llevo el de mejor actriz de reparto para Kim Bassinger y mejor guión adaptado escrito por Brian Helgeland y el propio director,  basándose en la novela de James Ellroy. La trama está ambientada en  Los Ángeles, años 50. El departamento de policía vive tiempos agitados en una ciudad revuelta y sacudida continuamente por escándalos que destapa la prensa sensacionalista, y donde todo el mundo busca la fama, drogas, alcohol, sexo o dinero. Dos agentes de caracteres opuestos, en cambio, guian sus acciones por nobles sentimientos: Bud White (Russell Crowe) se mete en todo tipo de líos pero no soporta que maltraten a una mujer. Mientras, Ed Exley (Guy Pearce) es un novato que quiere 'limpiar' el cuerpo de policía de la corrupción imparable que invade todo el escalafón policial, aunque le cueste el desprecio de sus compañeros. Cada uno tiene sus tareas y sus problemas, hasta que una noche aparecen muertos varios agentes en un local nocturno que dará pie a una investigación fascinante. Esta película sin duda, representa lo mejor del cine negro norteamericano de los últimos años, plasmada magistralmente en la pantalla grande. Una compleja e intensa historia ejecutada con pulcritud, que nos envuelve en su ambiente turbio y sus personajes sublimes. De gran riqueza visual y excelente banda sonora, esta cinta es absolutamente atrapante y una muestra de excelente narrativa y acertada dirección.
 
The Funeral (1996):


Abel Ferrara, director de películas emblemáticas del género negro como "The King of New York" (1990), insertada en el mundo de las drogas y lo gansteril, con un inolvidable Christopher Walken o "Bad Lieutenant" (1992), sobre la adicción y corrupción policial con un magnífico Harvey Keitel. En El Funeral repite a Walken en el protagónico junto a un reparto espectacular compuesto por Benicio del Toro, Vincent Gallo, , Isabella Rossellini, Annabella Sciorra y Chris Penn quien se ganara el Premio mejor actor de reparto en el festival de Venecia. La película abre en el velorio del cadáver de un gangster, Johnny Tempio,  abatido a balazos. Los hermanos que sobreviven son muy diferentes. Ray es frío y calculador; Chez, violento e irascible, con un punto de locura. En una larga noche, se entrecruzan los recuerdos del pasado con el deseo de ajustar cuentas y vengar al hermano caído. Se trata de una historia sobrecogedora con momentos de buen cine, que conforman una dura y sombría cinta de estructura narrativa poco convencional. Se indaga profundamente en los personajes más no hay un nudo central y el final es caprichoso. Resulta un film interesante, que le da un respiro al género.
 
Seven (1995):

 
David Fincher había dirigido Alien 3, una pelicula por encargo sin demasiado éxito. Sin embargo en el año 95 sorprendió a todos con Seven, una obra magistral, que se convirtió rápidamente en película de culto y en un referente del cine de los 90. Vale acotar que para Fincher esto fue el comienzo de una fructífera carrera que nos ha dado títulos fascinantes como: The Game" (1997),El Club de la pelea (1999) , La Habitación Del Pánico" (2002), Zodiac (2007) y El extraño caso de benjamín Button (2008). Se trata de un director de lujo que supo en Seven darnos una inteligente dosis de buen cine. La historia versa sobre el veterano detective Sommerset (Morgan Freeman), a punto de retirarse y el novato Mills (Brad Pitt) encargados de atrapar a un peligroso asesino que ejecuta sus crímenes en base a una relación con los siete pecados capitales. Las puestas en escena son magistrales, el ambiente turbio, sombrío, lluvioso. Ya cuando aparecen los créditos iníciales con la versión de "Closer" de Nine Inch Nails y una edición rápida e impactante sabemos que algo bueno tiene que venir. Se suceden las muertes y se avanza en la investigación y el clima tenso se apodera del espectador. Este film logra erizarnos la piel, manejar nuestras emociones, llevarnos al punto más alto de tensión. Se trata sin duda de un thriller negro de alta factura, inteligentemente narrado y estructurado, plasmado con un realismo que impresiona, creando un clima agónico del que es muy difícil escapar. Sin duda, una cinta que marcó pauta revitalizando el género y convirtiéndose en referencia obligatoria del cine de los noventa.
 
The usual Suspects (1995)

 
Brian Singer había dirigido en 1993 Public Access, que ganó el gran permio del jurado en Sundace, por este film interesante de muy bajo presupuesto, Pero fue sin embargo en 1995 cuando estrenó The ussual suspects que impactó a la audiencia mundial con este rompecabezas de excelente realización, magníficos actores, una narrativa  original y muy inteligente, elementos que la convirtieron en un film de culto a lo largo del tiempo. El film ganó dos Oscar, el mejor guión original de Christopher McQuarrie y mejor actor de reparto para el genial Kevin Spacey, que hace las veces de narrador. Todo empieza con Dave Kujan, un agente especial que trabaja para el servicio de aduanas de EEUU,  que está investigando las consecuencias de un incendio a bordo de un barco, con un balance de 27 víctimas mortales, todas aparentemente asesinadas. La única fuente de información de Kujan es Roger Kint ( Spacey), un estafador lisiado que sobrevivió al incendio. El inteligente Kint se remonta 6 semanas atrás con  una historia que comienza con 5 sospechosos habituales encerrados en una misma celda…de aquí en adelante se presenta un rompecabezas plagado de intriga que logra introducirnos en un laberinto interesante y renovador. Esta cinta rompió moldes al momento de su estreno, por su intrincada estructura narrativa donde nada es obvio y el abierto final que si bien revela mucho deja múltiples interrogantes que invitan a pensar y conversar. Una de esas cintas que se agradecen porque nos mantiene dos horas utilizando nuestras neuronas tratando de encontrar la solución. Definitivamente, imperdible!!!
 
Miller's Crossing (1990):

 
Esta película de los hermanos Coen quienes ya habían impactado gratamente con Blood Simple (1984), sin duda, una cinta excelente. En el año 90 nos sorprenden a todos nuevamente con esta joya del cine negro que parece un homenaje al mismo, recordándonos a Bogart, Bacall y otros grandes del género de los años 30 y 40. Protagonizada por un reparto de lujo que incluía a John Turturro, Gabriel Byrne, Steve Buscemi, Albert Finney, Marcia Gay Harden entre otros que nos introducían en la historia de una ciudad indeterminada en el año 1929, cuando la rivalidad surge entre dos amigos; Leo, un gángster que gobierna el lugar, y Tom, su ayudante cuando los dos se enamoran  de la misma mujer. Esto genera una guerra abierta entre bandas en la que predominan las traiciones, los enfrentamientos políticos, las corruptelas y las escisiones internas. Se trata de una cinta deslumbrante, apasionada, que si bien no fue recibida con beneplácito por la crítica, se ha convertido en un referente del cine negro y film de culto al mismo tiempo. Con una estilizada realización, diálogos interesantes, sendas actuaciones y la atmosfera lograda gracias a un minucioso trabajo de fotografía hacen de esta cinta una obra maestra de estos directores que tanto han aportado al séptimo arte.
Sin duda cinco cintas que dejaron una huella indeleble en la historia del cine que valen la pena descubrir o volver a ver…..

No hay comentarios:

Publicar un comentario