lunes, 13 de septiembre de 2010

JACQUES MESRINE: ENEMIGO PUBLICO NRO 1

 
 


 
El director francés, Jean-François Richet, se propuso llevar a la pantalla grande, la vida del gánster Jacques Mesrine, considerado el enemigo público número uno de Francia durante los décadas de los 60 y 70, tras numerosos robos de bancos, asesinatos y fugas de prisión, a través de dos entregas. La primera, basada en la novela que Mesrine escribiera, revelando muchos crímenes no conocidos por la policía así como detalles de su vida criminal en L'instinct de mort (Part 1) y la segunda L'ennemi public n°1 (Part 2), que continúa el relato de la vida y trágico final de este polémico personaje, film por el cual el creativo Richet se llevó el Cesar 2008 al mejor director y Vincent Cassel , protagonista de ambas cintas, el Cesar al mejor actor.

Jean-François Richet debutó en el cine con un film políticamente comprometido llamado “Etat des lieux,” en el año 1995 que reflejaba los avatares de la clase trabajadora en Francia. La cinta fue seleccionada para varios festivales y nominada para un César como mejor film debut. Continuando con el tema político realizó “Ma 6-t va crack-er” en 1997 donde también actuó junto a actores no profesionales en un proyecto que le levo dos años. Se trataba de una historia de corte dramático en la que jóvenes de barrios marginales explotaban en una ola de violencia ante la actitud racista y fascista de la policía. Este film le brindó cierto reconocimiento como director prometedor. Su tercera película “De l'amour”, planteaba un drama romántico insertado en la dura carrera por sobrevivir en la sociedad actual. En el año 2005, realizó el remake de la película de culto de John Carpenter “Asalto al distrito B13”, su primer film de alto presupuesto y en tierras  norteamericanas. Contando con un reparto  sólido encabezado por Ethan Hawke, Maria Bello, Laurence Fishburne y John Leguizamo la cinta mantiene el tono de la versión original pero ciertamente modernizada. Bien dirigida y actuada, la película cumple pero no trasciende. Cabe destacar que Richet se ha desempañado así mismo como guionista, actor y productor a lo largo de su carrera, imprimiendo un sello particular a todos sus trabajos.





En este nuevo proyecto doble, tan ambicioso de estrenar un film y su secuela casi al mismo tiempo, el director no decepciona sino que muestra lo mejor de sí. L'instinct de mort (Part 1) empieza en Argelia en el año 1959, mostrándonos por primera vez a a Mesrine  como uno de los integrantes de un grupo de militares franceses de dudosa moralidad. A partir de aquí y hasta poco después de su fuga de un penal de máxima seguridad en Canada, se nos narra su retorno a la vida civil, el comienzo de su carrera criminal y la serie de hechos en los que se vio envuelto hasta obtener la nominación del delincuente más buscado en Francia en las décadas 60 y 70.
Aunque está basado en hechos reales, al principio de la película se nos advierte que se han tomado licencias creativas en este biopic y vaya que funcionan en recrear un mundo brutal, creando un thriller que fascina de principio a fin, y que se aleja de las típicas películas del género con un planteamiento visual y narrativo mucho más audaz y original. Se podría hablar del nuevo cine negro francés reflejado a través de esta entrega doble de sobrada calidad de realización. Vale destacar el trabajo de Gérard Depardieu en el papel del seguro y ladino mafioso Guido.



En L'ennemi public n°1 (Part 2) luego de habernos mostrado como Mesrine se convirtió en gánster y la multitud de crímenes que lo llevaron a ser el más buscado de Francia, en esta segunda parte nos muestran al personaje de vuelta en París, decidido a continuar con su carrera criminal. El film es consecuente con el anterior y yo agregaría que es aún mejor. Su fuerza visual, el pulido trabajo de edición, su destacada fotografía, su fuerza dramática, su ambientación, el sólido guión, son algunos aditamentos que convierten a esta cinta en un trhiller con firma de autor. Richet ha logrado crear un film totalmente absorbente, que te deja pegado a la butaca, hasta el apoteósico final.
 

Vincent Cassel hace un trabajo fenomenal, lleno de matices. El es Mesrine sin dudarlo un segundo. Un  criminal dotado de una mente rápida, gran inventiva, sentido del humor, capaz de ser un entregado esposo y padre y al minuto siguiente ser violento y desmedido. Sin duda, una personalidad compleja que llamaba la atención por su irreverencia. Decía robar solo bancos porque los que perdían eran los ricos, conformando un rebelde tan violento como atractivo. Dentro de su mundo distorsionado era un hombre de palabra, sin importar el costo, fue así como en 1972 cuando se fugo de la inhumana cárcel de Saint-Vincent-de-Paul, a la cual estaba sentenciado por 15 años, volvió a las dos semanas a liberar a sus compañeros haciendo honor a lo que había prometido al escapar. No por nada Cassel se llevó el César al mejor actor por este rol, definitivamente merecido por un performance ante el cual hay que sacarse el sombrero.
 

El film es altamente violento, pero  no gratuitamente sino al servicio de la historia, mantiene la tensión en su punto justo y su realización es impecable. Estamos frente a una entrega doble en que las dos piezas encajan perfectamente conformando la fascinante historia de Mesrine. Excelente trabajo de dirección de Jean-François Richet que  trasciende gracias al electrificante retrato que hace Cassel en una de sus mejores actuaciones hasta la época. Estamos frente a un nuevo cine negro francés que marcará pauta en films por venir, por su audacia narrativa y su excelsa puesta visual.
Imperdible!

FICHA TECNICA:

Director: Jean-François Richet
Guion: Abdel Raouf Dafri  
Genero: Thriller
Pais: Francia
Reparto: Vincent Cassel, Cécile De France, Gérard Depardieu, Gilles Lellouche, Roy Dupuis, Elena Anaya, Michel Duchaussoy, Myriam Boyer, Florence Thomassin 




TRAILER:



No hay comentarios:

Publicar un comentario