lunes, 13 de septiembre de 2010

REVISANDO EL CINE DE TARANTINO: INGLOURIOUS BASTERDS - Fernanda Bargach-Mitre

 -
 
Inglorius Basterds de  Quentin Tarantino, ha despertado odio y amor por igual, la crítica ha estado dividida entre los que dicen que es de las peores producciones de este director mientras que otros la alaban como una de sus obras maestras. El cine de Quentin suele producir este efecto y todo parece reducirse a los que gustan de sus producciones y los que no. Tengo que aclarar desde el vamos que me encuentro entre sus seguidoras,  que lo considera un cineasta integral, eximio guionista, excelente director, irreverente, provocador, original, en pocas palabras un creativo del séptimo arte que en este film ratifica su condición de artista sin igual.



 
No se trata de un relato histórico, si bien está ambientado en la Francia ocupada por los Nazis. Este es el mero contexto, bastante trágico por cierto en el que el director nos presenta una historia absurda y algo delirante, llena de ricos personajes, largos e inteligentes diálogos, una dosis fuerte de violencia  y varios hilos argumentales que entrecruzados al final forman un solo acorde.



 
 
 El film nos cuenta varias historias: Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa (Christoph Waltz) en una escena inicial impactante. Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un grupo de soldados judíos para tomar represalias contra objetivos concretos y asesinar a cualquier nazi que se cruce en su camino. Conocidos por el enemigo como "The Basterds" , los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una agente secreto que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse, al igual que los bastardos.



  
 
La cinta está construida de una manera ingeniosa, entretenida y de excelente ejecución, mezclando el género bélico con el western, o mejor dicho el  "spaghetti western" de los años  sesenta. Así mismo,  pone sobre el tapete un punto interesante como el uso del cine como propaganda por el nazismo con personajes como Goebbels a la cabeza.
  

 
Se roba la película  el magnífico Christoph Waltz como el coronel nazi Hans Landa, de hecho premiado en Cannes por este rol y que seguramente será nominado para los Oscars como Mejor Actor de Reparto. Carismático, irónico, frio, inteligente, este cruel coronel desde el primer fotograma nos atrapa en su oscuro encanto. Sin duda Waltz  es el personaje más poderoso de la cinta. También resulta interesante la actuación de Brad Pitt como el jefe de los bastardos.





Tarantino reinventa la historia, en un tema álgido para la humanidad y que finalmente es tratado con una dosis de originalidad y desenfado que se agradece.  El film es visualmente maravilloso, con un guión sólido e inventivo, excelentes interpretaciones del plantel de actores, con giros que sorprenden y que nos mantienen pegados a la butaca.
Se trata, sin duda, de una  película , que tiene el sello de irreverencia de su genial director, que logra a cabalidad que nos hagamos cómplices de sus historias delirantes e incisivas.

 
FICHA TECNICA:
Dirección y guión: Quentin Tarantino.
Países: USA y Alemania.
Año: 2009.
Duración: 153 min.
Género: Acción, bélico.
Interpretación: Brad Pitt (teniente Aldo Raine), Diane Kruger (Bridget Von Hammersmark), Mélanie Laurent (Shosanna Dreyfus), Christoph Waltz (coronel Landa), Michael Fassbender (Archie), Daniel Brühl (Frederick Zoller), Eli Roth (Donny), B.J. Novak (Smithson), Til Schweiger (Hugo Stiglitz), Gedeon Burkhard (Wilhelm Wicki), Julie Dreyfus (Francesca Mondino).
Producción: Lawrence Bender.
Fotografía: Bob Richardson.
Montaje: Sally Menke.
Diseño de producción: David Wasco.
Vestuario: Anna B. Sheppar


TRAILER


No hay comentarios:

Publicar un comentario