sábado, 11 de septiembre de 2010

PARA PASAR EL RATO, HANCOCK (2008): UN HÉROE IRREVERENTE Y DE MALAS PULGAS - Fernanda Bargach-Mitre




Hancock, dividió a la crítica entre quienes lo odian o lo aman .Protagonizada por el magnético Will Smith , no será una obra de arte al estilo de la saga de Batman de Christopher Nolan, pero posee méritos que la hacen indiscutiblemente más original que las usuales películas de súper héroes. Para empezar no proviene de un cómic sino que está pensada para la pantalla grande, su protagonista empieza a actuar desde el mero inicio y no tenemos que presenciar su proceso de génesis y para mayor atractivo, se trata de un héroe odiado por la ciudadanía tanto por su personalidad: hosco, irreverente, antipático, alcohólico y por los desastres que causa en la ciudad cada vez que detiene a los villanos. Sin duda una premisa interesante y para más condimento está dirigida por Peter Berg un actor y director emergente de los 90 con un perfil resaltante….


 

Se trata de un film que promete más de lo que entrega, con un principio fascinante y potente, una premisa original, una realización cuidada, excelentes actores, sin embargo el guión es algo ambiguo mezclando acción, con comedia y drama para no ser al final ninguna de las tres sino una mezcla algo confusa. A pesar de sus fallas el film posee bastantes virtudes, un Will Smith que se mete en la piel de su personaje demostrando su habilidad y carisma como actor, un héroe que es en realidad un antihéroe atormentado, amnésico, mal humorado, sin ningún tipo de tacto, en suma un completo desastre como héroe local. Esta premisa lo hace gracioso y querible porque en realidad Hancok es un ser tímido e inadaptado, con buenas intenciones pero una terrible reputación. Es aquí donde entra a jugar el personaje de Jason Bateman ( Juno), un consultor de imagen que es salvado por nuestro antihéroe y que para devolverle el favor le propone un plan para limpiar su imagen y convertirlo en un ícono para los ciudadanos. Como dice Roger Ebert del Chicago Sun Times es un súper héroe con súper resaca, que despierta muchas risas pero Smith evita interpretar a Hancock como un payaso, sino como alguien serio, pensativo y deprimido.


 

“Hancock es complicado”, dice Smith. “Cada día se despierta enfadado con el mundo. No recuerda lo que le ha ocurrido y no hay nadie que le ayude a encontrar las respuestas. Tiene buenas intenciones, pero tiene problemas a la hora de conectar con el mundo que tiene a su alrededor”. Se supone que ser un súper héroe conlleva una responsabilidad, pero en el caso de Hancock, encerrado en su mudo oscuro, no parece comprender este compromiso. Su amnésico pasado, no le permite entender de donde vienen sus súper poderes y vez de tomarlos como una bendición que le ayudará a encerrar a los malos, el lo ve como una maldición que cumple con pocas ganas, con mala cara y nada de carisma. 

Esta premisa del film, es sin duda, sumamente atractiva, un acercamiento a los súper héroes totalmente vanguardista, distinto y refrescante. Sin embargo, el film carece de un guión coherente, en su mitad da un giro un poco rebuscado, y el final está totalmente forzado. 

Una lástima porque la cinta en un principio promete mucho y poco a poco se va diluyendo en una mezcla de géneros, que si bien están justificados en el guión, enturbian la historia. 

Peter Berg (The Kingdom/2007) es un director y actor que promete, pero que aún parece un poco inmaduro en su trabajo de dirección, lo que quedó demostrado en el drama bélico The Kingdom que carecía de la misma solvencia narrativa de Hancock. Sus realizaciones, si bien son potencialmente originales, terminan siendo una ensalada de diferentes géneros sin destacar en ninguno. 

 En suma, Hancock, a pesar de sus fallas merece la pena ser vista, Will Smith cuando tiene un buen personaje sabe cómo darle vida de manera magistral y literalmente se mete en los huesos de este atormentado super héroe haciéndole creíble. Se trata de una dosis de buen entretenimiento en base a una premisa de partida sumamente innovadora.


 FICHA TÉCNICA DE HANCOCK: 
 Dirección: Peter Berg. 
País: USA. Año: 2008. 
Duración: 92 min. 
Género: Acción, fantástico, comedia. 
Interpretación: Will Smith (Hancock), Jason Bateman (Ray), Charlize Theron (Mary), Eddie Marsan (Red), David Mattey (Man Mountain), Maetrix Fitten (Matrix), Thomas Lennon (Mike), Johnny Galecki (Jeremy). Guión: Vy Vincent Ngo y Vince Gilligan. 
Producción: Michael Mann, Akiva Goldsman, Will Smith y James Lassiter. 
Música: John Powell. 
Fotografía: Tobias Schliessler. 
Montaje: Paul Rubell y Colby Parker Jr.

TRAILER:


No hay comentarios:

Publicar un comentario