jueves, 9 de septiembre de 2010

GONE BABY GONE (2007): IMPACTANTE OPERA PRIMA DE BEN AFFLECK - Fernanda Bargach-Mitre




Gone Baby Gone (2007), es la ópera prima de Ben Affleck, más conocido como estrella que como actor serio y que sin embargo demuestra en esta película que tiene pasta como director y guionista, en una excelente adaptación del libro de Dennis Lehane, cuyas novelas mezclan un intenso suspenso con magníficos personajes y temas escandalosos extraídos de los barrios bajos en los que impera el crimen.


 La película cuenta la historia de dos investigadores privados (Casey Affleck y Michelle Monaghan) en busca de una niña de cuatro años que ha sido secuestrada en uno de los barrios más sórdidos de Boston. Con un ritmo narrativo sorprendente, este film logra captar enseguida la atención del espectador, en una búsqueda llena de sorpresas y giros argumentales interesantes. Se trata sin duda, de una excelente cinta, cuya profundidad cala completamente en la audiencia.



Dennis Lehane es un conocido autor que se encarga de retratar el mundo del crimen y las bajas pasiones humanas. No es de extrañar que sea el autor de otra oscura historia llevada a la pantalla con maestría por Clint Eastwood en Mystic River. Ben Affleck se topo con uno de los libros más exitosos del autor Gone baby Gone y quedó impactado con la historia. Junto a su amigo Aaron Stockard, con quien había ido al instituto en Boston, decidieron adaptar la novela a la pantalla grande, proceso que les llevo un par de años. El resultado es un guión sólido, que se mete de lleno en el mundo del crimen ahondando en la humanidad de sus personajes, una historia oscura pero atrapante, con un clima denso y una increíble tensión que se mantiene hasta el final.




Patrick Kenzie (Casey Affleck) y Angie Gennaro (Michelle Monaghan) son novios y viven en uno de los barrios más deprimidos de Boston. Trabajan como detectives, especializados en encontrar a gente, y son contratados por Beatrice (Amy Madigan) para que ayuden a la policía a dar con su sobrina secuestrada. En principio al capitán Doyle (Morgan Freeman) no le hace mucha gracia, pero Patrick y Angie terminan haciéndose amigos del detective Bressant (Ed Harris) e implicándose en el escabroso asunto.

Estamos frente a un thriller fascinante, lleno de secretos que se van desentrañando frente a nuestros ojos de manera tal que nos mantiene pegado a la butaca. Con un destacado trabajo de puesta en escena, los personajes adquieren mayor fuerza a medida que avanza el metraje hasta metérsenos de lleno en la piel. Lo más interesante es que no hay cabos sueltos, es una intrincada historia, con muchos vericuetos completamente fundamentados en su increíble final.





En cuanto a su factura, el film destaca y no decae. La fotografía está muy bien lograda: Ambientes sucios en Boston, huecos callejeros con una sociedad de clase media-baja, que quedan perfectamente retratados a través de la cámara. La banda sonora está correcta pero sin destacar demasiado. La única piedra en el zapato de esta cinta es su protagonista Casey Affleck, sin duda hablamos de un actor en crecimiento, pero aún le falta experiencia para un papel de la envergadura de Gone Baby Gone, siendo algo plano en su performance en algunas escenas claves, y genial en otras con un ritmo irregular en su actuación. En cuanto a los secundarios, excelentes especialmente el maestro Ed Harris y el imparable Morgan Freeman, que en cuanto aparecen se roban la pantalla.




El film, más que una mera narración de un horrible secuestro, nos plantea el límite entre el bien y el mal a partir de las diatribas morales de su protagonista. El eje central de la película son las decisiones a las que debe enfrentarse el detective dentro de un ámbito donde se camina sobre una cornisa entre lo correcto y lo incorrecto. Lo más interesante es que las dudas existenciales frente a las elecciones que debe hacer investigador, se nos clavan como dagas y nos hacen cuestionarnos nuestra propia moralidad y la frenética locura del mundo en que vivimos. 




Es en suma un film que nos hace reflexionar en como las circunstancias pueden hacer que dudemos de nuestros propios valores ante lo que es bueno o malo, este es el acierto más contundente del film que más allá de una interesante historia policial no se queda allí sino que ahonda en una zona gris donde la “moral” es relativa. Sin embargo, el protagonista se hace cargo de sus decisiones y consecuencias derivadas pero será el espectador el que juzgue si estas decisiones han sido correctas o no, en un ejercicio difícil que nos hace preguntarnos qué haríamos en la misma situación
 
Ben Affleck ha demostrado que puede ser muy seguro como director y guionista, en un estilo algo clásico, pero intenso. Afirmamos sin demora que parece tener más talento como director que como actor y que en este ámbito su hermano menor es una promesa. Pero más allá que este film haya sido dirigido por una estrella de Hollywood exuda calidad y merece la pena ser visto por su fascinante trama y cuidadosa factura.


FICHA TÉCNICA DE 'GONE BABY GONE'


+ Dirección y guión: Ben Affleck
+ Guión: Ben Affleck y Aaron Stockard; basado en la novela de Dennis Lehane. 


+ País: USA.

+ Año: 2007

+ Duración: 114 min.

+ Interpretación: Casey Affleck (Patrick Kenzie), Michelle Monaghan (Angie Gennaro), Morgan Freeman (Jack Doyle), Ed Harris (Remy Bressant), John Ashton (Nick Poole), Amy Ryan (Helene McCready), Amy Madigan (Bea McCready), Titus Welliver (Lionel McCready), Michael Kenneth Williams (Devin), Mark Margolis (Leon Trett).

+ Producción: Alan Ladd Jr., Dan Rissmer y Sean Bailey

+ Música: Harry Gregson-Williams.

+ Fotografía: John Toll.

+ Montaje: William Goldenberg.

+ Vestuario: Alix Friedberg.

+ Diseño de Producción: Sharon Seymour.

TRAILER EN CASTELLANO:



TRAILER EN INGLÉS:


No hay comentarios:

Publicar un comentario