sábado, 11 de septiembre de 2010

THE DARK KNIGHT: FASCINANTE OSCURIDAD - Fernanda Bargach-Mitre

 
Christopher Nolan, había hecho un trabajo excelente en Batman Begins, pero sin duda, se supera ampliamente en esta última entrega del Batimurcielágo, con un guión sólido (escrito por el director y su hermano), que nos mete en una historia sumamente oscura, que además de ser una excelente adaptación de un cómic a la pantalla grande, es, adicionalmente, un thriller policial de alta envergadura. Con actuaciones memorables de todo el plantel de actores, destaca el recientemente desaparecido Heath Ledger, con un performance desgarrador como el Guasón, un psicópata que deja una huella indeleble en la historia. Nolan, ha madurado en esta segunda entrega, y los que disfrutaron de Batman Begins, saldrán totalmente impactados y atrapados por el Caballero de la Noche.
Con la ayuda del teniente Jim Gordon (Gary Oldman) y el nuevo y comprometido Fiscal del Distrito, Harvey Dent (Aaron Eckhart), Batman (Christian Bale) se propone destruir para siempre el crimen organizado en Gotham City. Al principio parece que esta alianza dará excelentes resultados para acabar de una vez con las mafias que aún existen en Ciudad Gótica, pero la aparición de un naciente cerebro criminal conocido como Joker (Heath Ledger), que introduce la anarquía en Gotham, obligará al Caballero Oscuro a cruzar aún más la fina línea que separa al héroe del justiciero. El Guasón no tiene ética alguna y utiliza el miedo como arma para controlar a las cabezas criminales más importantes con el objetivo de desenmascarar a Batman para hacerlo vulnerable y así liberar a Gotham City de su héroe y permitir que el mal impere nuevamente en una ciudad antiguamente corrupta y violenta, a la que Batman se ha encargado de limpiar.


Definitivamente si Batman Begins era una buena película donde presenciamos la génesis del justiciero alado, en esta segunda entrega, nos encontramos con un film infinitamente más maduro, mejor realizado, impecablemente fotografiado, con escenas de acción memorables, donde podemos apreciar los artilugios del batimurciélago, sin el exceso de velocidad y frenetismo de la primera de la saga donde era difícil entender los combates debido a cámaras demasiado rápidas y nerviosas. En esta secuela la cámara es mucho más precisa y el ritmo de edición más pausado lo que nos permite disfrutar a plenitud de cada minuto de metraje. Así mismo estamos frente a un film sumamente oscuro, donde el mal adquiere mayor poder al punto que en la mitad de la cinta concluimos que el bien no tiene oportunidad de triunfar en esta historia sin terribles consecuencias. Y es que la línea entre el bien y el mal se hace delgada, al punto que nuestro súper héroe se ve enfrentado a serios dilemas morales y debe asumir las responsabilidades menos agradables de su labor.
Se trata de un thriller policial sórdido y crudo, que nos transporta a los submundos más sombríos de la naturaleza humana. La aparición del Guasón, un criminal sin conciencia alguna, sin registros previos, al que no le interesa el dinero, hará que la labor del trío Gordon, Dent y Batman se vea en jaqué ante la ola de violencia y pánico que desata este psicópata. Vale acotar que la actuación de Heath Ledger es impresionante al punto que es difícil reconocerlo detrás del maquillaje en una labor que suponemos le dará premios póstumos, ya que sin dudarlo se trata de el mejor papel que logró este actor en su corta vida, al punto de ponernos realmente nerviosos y tensos en cada una de sus apariciones en la cinta: Un derroche de talento, que dibuja a una de los mejores malvados de los últimos tiempos.El film va más allá de los simples avatares de un héroe, profundiza en sus contradicciones y en el significado entre el bien y el mal y a fin de cuentas en la esencia humana. 


Esta entrega no pierde nunca el ritmo narrativo, nos mantiene en vilo durante toda la cinta al punto de petrificarnos en la butaca. Estamos de cara a una historia poderosa, angustiante y densa, con mucho mayor profundidad en la mística del héroe y sus contradicciones.
No se trata de un film bueno sino magistral, aparte de la fascinante historia, acompaña y refuerza la banda sonora y los efectos de sonido, una fotografía exquisita, efectos al servicio de la trama pero sin exagerar, excelente trabajo de edición y magnífica dirección. En suma, es una cinta que los seguidores del batimurciélago encontrarán totalmente atrapante porque logra transportar al espectador a una realidad surrealista en su puesta pero no muy alejada de la realidad en su tono pesimista. ¿Acaso no vivimos terribles “Tiempos Violentos”? ….pareciera que el director apostó a mostrarnos la crudeza del mal y a un héroe con principios éticos que debe hacer frente a seres con completa ausencia de los mismos.
En conclusión, una película de cita obligada que ratifica el talento de Christopher Nolan como director y guionista además de mostrarnos un grupo de actores fantásticos, incluyendo las grandes estrellas como Morgan Freeman o Michael Caine en sendos papeles secundarios, y un acertadísimo plantel principal destacando Gary Oldman como el incansable Gordon, Aaron Eckhart en el mejor rol de su carrera como el fiscal Dent, un Christian Bale poderoso como Batman y el ya nombrado Heath Ledger que pone el broche de oro a este derroche de histrionismo.
El final de esta entrega no es cerrado, todo parece indicar que habrá una tercera película, se rumorea que sería estrenada antes del 2011, con el villano Dos Caras que ya se introdujo en este film y obviamente, debido a la calidad mezclada con rotundo éxito de taquilla que logro la dupla Nolan/Bale, esta quedaría ratificada para completar la trilogía.
Imperdible!
FICHA TÉCNICA: THE DARK KNIGHT
Dirección: Christopher Nolan.
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 152 min.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Christian Bale (Bruce Wayne/Batman), Michael Caine (Alfred), Heath Ledger (Joker), Gary Oldman (James Gordon), Aaron Eckhart (Harvey Dent), Maggie Gyllenhaal (Rachel Dawes), Morgan Freeman (Lucius Fox), Monique Gabriela Curnen (Ramirez), Ron Dean (Wuertz), Cillian Murphy (Scarecrow), Eric Roberts (Salvatore Maroni), Chin Han (Lau).Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan; basado en un argumento de Christopher Nolan y David S. Goyer; sobre los personajes creados por Bob Kane.
Producción: Charles Roven, Emma Thomas y Christopher Nolan.
Música: Hans Zimmer y James Newton Howard.
Fotografía:
Wally Pfister.
Montaje: Lee Smith.
Diseño de producción: Nathan Crowley.
Vestuario: Lindy Hemming.

Pow

No hay comentarios:

Publicar un comentario