lunes, 13 de septiembre de 2010

PARA PASAR EL RATO: CINE A TODA VELOCIDAD - Fernanda Bargach-Mitre

 
 

En esta oportunidad vamos a analizar dos producciones que de alguna manera marcaron pauta en el deporte del automivilismo.
Empezaremos con "Días de Trueno" que abarca el mundo de Nascar, un film adelantado a su época ya que para el momento esta categoría era muy poco famosa mundialmente y para terminar, nos adentraremos en "Driven", un film que toca el ambiente de las carreras.. Ambas cintas ahondan en el espíritu deportivo de las carreras, así como sus presiones, las pasiones que despiertan, el amor por la velocidad y por las imponentes máquinas competidoras. Es sin duda, cine, a todo pedal.


Nascar en pleno



 

"Días de Trueno" ( Days of Thunder/1990), tiene 19 años de antigüedad y sigue siendo vigente, más actualmente que las carreras de Nascar han tomado fama mundial. El film narra la historia de Cole Trickle (Tom Cruise) un joven temerario que busca en la emoción de pilotar un bólido la audacia que le haga perder todos los miedos. Trickle entra con buen pie en el complicado mundo de las carreras. Se sabe rodear de un buen equipo y cuenta además con la ayuda inestimable de Harry (un fantástico Robert Duvall), diseñador y constructor de autos. El rugir de los motores, la fiebre de las carreras de coches profesionales, las escenas de autos más espectaculares jamás llevadas a la pantalla, son algunos de los aditamentos de este film. La meta es ganar la Copa Winston de Daytona 500 pero un brutal accidente casi termina con la carrera de Cole, quien aún en estado de shock deberá sobreponerse al miedo, recuperar la confianza en sí mismo, en un camino de auto superación que le permita volver a las pistas decidido a ganar. El film se adentra en la psicología del corredor, que obsesionado por ganar y por correr a toda máquina, pierde en estrategia y efectividad. A partir de su accidente, Cole irá superando sus miedos y mejorará enormemente su rendimiento como piloto.




Es memorable una escena en que Robert Duvall, construye un carro: la devoción, la precisión, la entrega, la fascinación por los autos se palpa casi con los dedos. Las escenas de carreras son muy brillantes, y ponen la tensión en su punto más alto. Más de sesenta coches quedaron destrozados durante el rodaje, y Tom Cruise consiguió durante la filmación de una escena, el récord de velocidad conseguido por un piloto no profesional.
Dirigida por Tony Scott una vez más colaborando con Tom Cruise en una aventura de un talentoso pero temerario joven que debe dominar sus emociones así como a su máquina, las similitudes con Top Gun no pasaron desapercibidas. A diferencia de su predecesora, la película fue una decepción en taquilla cuando fue estrenada en el verano de 1990. La película como historia es bastante tradicional, el joven en busca del éxito, los obstáculos en su camino y cómo se sobrepone a ellos.Sin embargo, esta cinta logra captar la adrenalina de las pistas, con un cuidado rodaje que sube las pulsaciones del espectador. Sun duda, ya un cásico del cine dedicado al automovilismo.


TRAILER DAYS OF THUNDER:









La emoción trepidante

Esta película, Driven (2001), también fue un fracaso de taquilla, sin embargo logra captar la emoción de las carreras , el mundo que la rodea, la acción de las pistas, el amor por los autos y la velocidad. Dirigida por Renny Harlin y protagonizada por Sylvester Stallone, Burt Reynolds, Kip Pardue, y Til Schweiger Driven es un ejercicio de estilo, donde la imagen está en todo momento por encima de los aspectos dramáticos. La trama nos habla del dotado pero impetuoso principiante Jimmy Bly que pierde posiciones en los rankings al no poder aguantar la presión a la que le somete su ambicioso hermano y promotor y el mundo exigente de las carreras. Con tantos problemas encima, el veterano dueño de la escudería Carl Henry (Burt Reynolds) pide ayuda a la antigua estrella del automovilismo Joe Tanto (Sylvester Stallone), cuya espléndida carrera se vio truncada tras un trágico accidente,  para que colabore con Bly y así llevarlo a ganar su primer título de campeón. 



 

La cinta tuvo muy malas críticas, por su argumento juvenil, diálogos vacios, exceso de musicalización y estilo video clipero. Sin duda no se profundiza en los personajes, pero si se logra captar la emoción de la velocidad, el reto del piloto, la fuerza de los autos, la energía de las pistas, Se trata de un bombardeo de música y acción automovilística sin demasiada coherencia y fuerza dramática pero sirve para satisfacer a los hambrientos del acelerador.


TRAILER DRIVEN:





No hay comentarios:

Publicar un comentario